Las claves del oso de anteojos

Posted on 21 febrero 2022

Hoy celebramos el Día Mundial para la Protección de los Osos y es una ocasión perfecta para celebrar a estos animales que, por ser especies sombrilla, permiten el florecimiento de la vida en los ecosistemas que habitan. Conoce por qué necesitamos proteger los osos entre todos.

 
1. El único oso de Suramérica

 
El oso de anteojos vive en los bosques andinos, desde los 1000 metros de altura hasta los páramos. Los machos miden entre 1,5 y 2 metros y pesan hasta 180 kilogramos.
 
Llegan a la edad adulta entre los tres y cinco años. El tiempo de gestación del oso de anteojos dura entre seis y ocho meses, luego de los cuales la hembra pare hasta dos crías.
 
El único oso de Suramérica es en gran medida vegetariano. Transita por áreas muy amplias. Un macho cubre hasta 61 kilómetros cuadrados.

Puedes leer:
Un mundo de osos 
 
En Colombia podría haber hasta 8.000 osos de anteojos. También lo conocen como oso andino, frontino, careto, enjaquimado, congo, oso de las nubes, manaba (Tunebo), mashiramo (Yuko-yukpa), wii (Embera-katio), cucumari (quechua).

 
2. Una especie fundamental

 
Son excelentes trepadores gracias a sus garras, con las que cavan en la tierra y manipulan ramas y tallos de plantas. Aunque son omnívoros, consumen principalmente frutas y plantas. Por su dieta y sus largos recorridos, ayudan a diseminar semillas permitiendo la perdurabilidad de los bosques donde habitan.  

Para la conservación de la biodiversidad, el oso de anteojos funciona como especie sombrilla, es decir su conservación beneficia la protección del páramo, de los bosques de niebla y decenas de especies que habitan en el. De estos espacios proviene gran parte del agua que consumen los colombianos. 

Su presencia es además un poderoso indicador de la salud de los ecosistemas y dinamiza la vida de los bosques cuando derriba arbustos y ramas para buscar alimento. Para numerosos grupos indígenas el oso de anteojos es un animal sagrado, un ser mágico que algunas culturas era un vínculo entre el cielo y la tierra, un mediador entre el bien y el mal o un hermano mayor.
 

3. Se encuentra en peligro de extinción


Según la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), el oso de anteojos está en peligro de extinción, en la categoría “vulnerable”.

Te puede interesar: Glosario Ambiental: ¿Qué es la famosa "lista roja de la UICN"?

A pesar de ser un animal huidizo, tímido y de que no hay registros de ataques contra humanos, algunos piensan que es peligroso. Por eso, algunos campesinos los cazan para evitar que destruyan sus cultivos y ataquen a los animales domésticos. 

La ampliación de la frontera agrícola y la deforestación son una de las principales amenazas que enfrenta, generando mayor interacción entre ambas especies (osos de anteojos y seres humanos) provocando tensiones enfrentandose a ser asesinados a manos de cazadores, los cuales comercializan con sus garras, pelaje, grasa o simplemente por diversión. 
 

WWF en su lucha por la protección del oso de anteojos


Como estrategia de conservación WWF inauguró el programa de adopción simbolica de especies, como el oso de anteojos. Con el aporte económico de los adoptantes, nuestra organización ayuda a financiar monitoreos en el piedemonte amazónico en Putumayo, lo cual permite conocer el nivel de población y las estrategias de movilidad de los osos para así, diseñar programas de protección ambiental que permitan protegerlos.

Conoce más sobre la estrategia de adopción simbolica del oso de anteojos aquí. 

Oso de Anteojos
© Mauricio Granados
Dona
Dona