Plan de Recuperación de Emergencia podría detener colapso catastrófico en la biodiversidad de agua dulce del mundo. | WWF

Plan de Recuperación de Emergencia podría detener colapso catastrófico en la biodiversidad de agua dulce del mundo.

Posted on
19 febrero 2020
Un nuevo reporte científico propone un plan para revertir el rápido descenso de la biodiversidad y ecosistemas de agua dulce en el mundo como ríos, lagos y humedales.
 
Publicado en BioScience, el Plan de Recuperación de Emergencia hace un llamado para tomar medidas urgentes que permitan enfrentar las amenazas que, desde 1970, han generado la pérdida del 30% de los ecosistemas de agua dulce y  el colapso del 83% de sus especies.
 
Desarrollado por el equipo global de científicos de WWF, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), Conservación Internacional y la Universidad de Cardiff, entre otras organizaciones, este es el primer plan integral para proteger y restaurar hábitats de agua dulce.
 
Estos ecosistemas son esenciales para nuestra vida, nos proporcionan agua, comida, medios de subsistencia y protección contra inundaciones, sequías y tormentas. Además, resguardan más especies por kilómetro cuadrado que la tierra y los océanos, pero pierden su biodiversidad dos o tres veces más rápido.
 
Este plan de recuperación de seis puntos prioriza las soluciones basadas en ciencia de vanguardia que han demostrado ser exitosas en ciertos lugares:

1. Dejar que los ríos fluyan de manera natural.

2. Reducir la polución.

3. Proteger los humedales críticos.

4. Acabar con la sobrepesca y la minería insostenible en ríos y lagos.

5. Controlar las especies invasivas.

6. Salvaguardar y restaurar la conectividad de los ríos a través una mejor planeación de obras de infraestructura como las represas.
 
El 2020 es un año definitivo para tomar medidas, pues los gobiernos se reunirán en noviembre para llegar a un nuevo acuerdo para conservar y restaurar la biodiversidad en la Convención de la Diversidad Biológica. En este contexto, los autores recomiendan nuevos objetivos, incluyendo la restauración de los flujos de agua, el control sobre la extracción ilegal de arena de los ríos y el mejoramiento de la gestión de las pesquerías de agua dulce que alimentan a millones de personas.
 
Al respecto, Dave Tickner, asesor jefe de agua dulce de WWF-UK y autor principal del artículo, asegura que “la crisis de la biodiversidad es especialmente crítica en los ríos, lagos y humedales del mundo con más de una cuarta parte de las especies de agua dulce ahora en vía de extinción. El Plan de Recuperación de Emergencia puede detener este declive de décadas y restaurar la vida de nuestros ecosistemas que sustentan a todas nuestras sociedades y economías".
 
Los ríos, lagos y humedales de agua dulce cubren solo el 1% de la superficie de la Tierra, pero albergan el 10% de todas las especies de peces descritas en todos los océanos del mundo. Sin embargo, están desapareciendo rápidamente junto a las poblaciones de megafauna de agua dulce —como delfines de río,  esturiones, castores, cocodrilos y tortugas gigantes—, que decayeron un 88% en los últimos 50 años.
 
“Las causas del colapso global de la biodiversidad de agua dulce no son un secreto. Sin embargo, el mundo ha fallado en actuar frente a esta crisis, cada vez más grave, que perjudica a estos ecosistemas de los que depende nuestra supervivencia. El Plan de Recuperación de Emergencia proporciona una hoja de ruta ambiciosa para salvaguardar la biodiversidad del agua dulce y todos los beneficios que esta brinda a la población mundial", dijo el coautor, profesor Steven Cooke, de la Universidad de Carleton en Canadá.
 
El Plan de Recuperación de Emergencia destaca una variedad de medidas que transformarán la gestión y la salud de los ríos, lagos y humedales. Una de ellas es el tratamiento de más del 20% de las aguas residuales antes de que se viertan en la naturaleza, con el fin de evitar las represas en los ríos de flujo libre restantes del mundo, y de expandir y fortalecer las áreas protegidas en asociación con las comunidades locales.
 
“Todas las soluciones de este plan se han probado con éxito en algún lugar del mundo: son realistas, pragmáticas y funcionan. Hacemos un llamado a los gobiernos, inversores, empresas y comunidades para que prioricen la biodiversidad de agua dulce, a menudo descuidada en los ámbitos de conservación y gestión del agua. Ahora es el momento de implementar estas soluciones, antes de que sea demasiado tarde", dijo James Dalton, Director del Programa Mundial del Agua de la UICN.

 
Cifras importantes:


1- Los ecosistemas de agua dulce albergan una biodiversidad notable, que incluye un tercio de todas las especies de vertebrados del mundo. 

2- Los humedales están desapareciendo tres veces más rápido que los bosques.

3- Las poblaciones de vertebrados de agua dulce han disminuido más del doble que las poblaciones terrestres o marinas.

4- De las 29.500 especies dependientes de agua dulce evaluadas hasta ahora para la Lista Roja de la UICN, 27% están amenazadas. Además, se estima que el 62% de las especies de tortugas, el 47% de los gasterópodos, el 42% de los mamíferos, el 33% de los anfibios, el 30% de los crustáceos decápodos (cangrejos, cangrejos de río y camarones), el 28% de los peces y el 20% de las aves están en riesgo.

5- Las poblaciones de megafauna de agua dulce, definidas como animales que alcanzan una masa corporal de 30 kilogramos, disminuyeron en un 88% en los últimos 50 años.
 
 

 
Dona
Dona