Si crees que las sabanas sólo están en África, este artículo es para tí | WWF

Si crees que las sabanas sólo están en África, este artículo es para tí

Posted on
24 mayo 2020
Cuando pensamos en la sabana a muchos se nos viene a la cabeza la imagen de un león africano descansando plácidamente bajo el sol o la de una jirafa o incluso un elefante. Pero no es tan frecuente que pensemos en un jaguar, en un armadillo o en una tortuga. Y esto quizás sucede porque no conocemos lo suficiente sobre las sabanas, un bioma clave para la vida en el planeta y del cual Colombia tiene 15 millones de hectáreas en la Orinoquia colombiana.
 
De hecho, nuestro país es el segundo en Suramérica con mayor cantidad de sabanas, luego de El Cerrado en Brasil que tiene el primer puesto con 204 millones de hectáreas. Aunque no sean tan conocidas como los bosques, las sabanas representan el 43% de la superficie terrestre y son el hogar de una gran biodiversidad.
 
En el caso de las sabanas presentes en la cuenca del río Orinoco, que compartimos con Venezuela, hay de dos tipos: la sabana inundable y la no inundable. Allí se han reportado 700 especies de aves, el 40% de ellas están presentes en Colombia; 198 especies de mamíferos; 59 especies de murciélagos con 3 endémicos; 107 especies de reptiles; 48 especies de anfibios con 6 endémicas; y una riqueza íctica de 1.435 especies de peces de agua dulce con 56 especies endémicas.
 
Toda esta riqueza ha permitido que en la Orinoquia comiencen a darse procesos de ecoturismo que se benefician de la belleza escénica de las sabanas naturales y la vida que albergan. Los turistas pueden fácilmente observar varias especies, haciéndolos sentir en un safari llanero.
 
Tenemos la gran responsabilidad  de preservar esta maravilla natural que hoy en día enfrenta diversas amenazas por las actividades humanas
 
 
Dona
Dona