Orinoquia | WWF

What would you like to search for?

ORINOQUIA

© Jorge García

La Orinoquia es una región llena de contrastes y diversidad cuya área representa el 22% del país, pero para muchos colombianos es aún un lugar desconocido. Desde los páramos en lo alto de la cordillera de los Andes, hasta el piedemonte, pasando por las sabanas y hasta llegar a los bosques que hacen la transición con la Amazonia, este territorio es el hogar de especies icónicas y personas con un gran arraigo cultural por su tierra.

¿Qué hacemos?


WWF Colombia trabaja en la Orinoquia para conservar su gran riqueza natural. Estamos convencidos que ésta es indispensable para que todos los colombianos, y en especial, quienes la habitan, sigan disfrutando del agua, los alimentos y la regulación hídrica y climática que nos regala cada día. Además, sabemos que al protegerla estamos contribuyendo a frenar el cambio climático, pues sus ecosistemas son clave para el almacenamiento y secuestro de carbono.

Para lograrlo, trabajamos de la mano con diversos actores y personas comprometidas con esta región que representa el 22% del país. Nuestras acciones van desde la planeación del territorio, hasta la investigación y los acuerdos con sectores productivos, entre otras. Todo esto nos permite decir que Juntos Es Posible conservar la Orinoquia.

¿Qué amenazas enfrenta?

Una amplia gama de actividades humanas y económicas, podrían afectar seriamente la integridad la Orinoquia, si no se gestionan adecuadamente.

La nueva frontera: inversiones en ganado, arroz, palma de aceite, caña de azúcar están transformando las sabanas naturales y los morichales. La cuenca es además rica en petróleo, lo cual atrae una inmensa población flotante y tiene consecuencias ambientales.

Sobreexplotación: la pesca comienza a disminuir poblaciones de especies de peces ornamentales y de consumo, lo que tiene impacto sobre las nutrias y los delfines.

Minería ilegal: en los bosques de las cuencas de los ríos Inírida, Ventuarí y Caura hay minas de oro, diamantes y coltán. La mayoría son ilegales y deforestan, vierten mercurio al agua y producen sedimentos.

Deforestación: La Orinoquía tiene la segunda tasa de deforestación más alta del país. Según el Estudio Nacional de Agua, la región va experimentar problemas hídricos por la pérdida de bosques y la desaparición de humedales.

Poca protección: A pesar de su abundante biodiversidad y recursos hídricos, solo 4% de la Orinoquía es parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas. Y de los 19 espacios con alta diversidad en la región, solo cuatro están en este sistema.

 Involúcrate


Si quieres saber más sobre la riqueza de la Orinoquia y cómo puedes contribuir a su conservación, mira estos videos y ayúdanos a que otros los conozcan. Recuerda que Juntos es posible.
 


Ecoturismo, conservando los delfines de río


Árboles nativos, conservando los bosques


Tortuga Charapa, conservando las especies


Peces ornamentales, protegiendo las especies
   
Dona
Dona