Unidos por el Planeta sigue llegando a municipios antioqueños con acciones para enfrentar la emergencia climática

Posted on 21 noviembre 2021

Durante 2021, este programa liderado por la Gobernación de Antioquia en alianza con WWF, ha llegado a 17 municipios antioqueños con talleres sobre temas como reforestación, control de la deforestación, biodiversidad y cuidado de las fuentes hídricas.

Durante 2021, la alianza entre la Gobernación de Antioquia y WWF ha realizado 17 talleres presenciales y cinco virtuales. En estos han participado más de 600 personas.© Laura Villamil

A comienzos de 2020, Antioquia se convirtió en el primer departamento del país en declarar el Estado de Emergencia Climática, una decisión motivada por la necesidad de reconocer la crisis climática global e implementar acciones para su mitigación y adaptación desde todas las instancias de gobierno. Gracias a este acontecimiento, nació Unidos por el Planeta, una alianza entre la Gobernación y WWF Colombia que busca conservar 70.000 hectáreas de áreas protegidas, recuperar 10.000 degradadas y sembrar 40 millones de árboles a 2023.

En 2021, esta alianza, que ya completa dos años, llegó hasta 17 municipios antioqueños con talleres presenciales sobre temas como reforestación, control de la deforestación, biodiversidad y cuidado de las fuentes hídricas. En estos participaron cerca de 360 personas. Además, la alianza hizo cinco eventos virtuales sobre temas como urbanismo táctico, Reservas Naturales de la Sociedad Civil y prohibición de plásticos de un solo uso.

En el marco de la alianza le apostamos a la educación ambiental como una herramienta clave para fortalecer capacidades de personas de distintas edades y, con ello, tener líderes con conocimientos técnicos y capaces de tomar decisiones informadas”, explica Ilvia Niño, coordinadora de la Alianza Unidos por el Planeta.

Te puede interesar: 2020: Unidos por el Planeta

Recientemente, la estrategia de educación ambiental de la alianza llegó a San Jerónimo, municipio del occidente del departamento. Allí, cuenta Niño, se reunieron líderes y lideresas ambientales, miembros del Ejército Nacional y del cuerpo de bomberos del municipio, y estudiantes de bachillerato, para aprender sobre recursos forestales.Buscamos sensibilizar a los participantes sobre la importancia de la biodiversidad de su entorno para generar sentido de pertenencia y fortalecer los procesos de conservación locales”.

María Verónica Osorio, integrante de la mesa ambiental del municipio y asistente al evento, dijo que hacer parte de este espacio junto a personas provenientes de distintos grupos y edades, le recordó que tanto los problemas ambientales municipales como los desafíos globales del cambio climático requieren soluciones desde distintas miradas.Además, entender cómo estas cosas tienen que ver con nuestra vida nos incentiva a replicar el conocimiento en todos nuestros círculos y a adoptar hábitos que, así sean pequeños, contribuyan al equilibrio del planeta”.

Por su parte, Patricia Álvarez, docente de la Institución Educativa Rural Agrícola de San Jerónimo y asistente al taller, explicó que los niños también pueden ser parte de las soluciones frente a la crisis climática: “Nosotros los seres humanos le estamos causando un daño enorme al planeta y se nos olvida que dependemos de los recursos naturales para existir. Por eso, desde mi labor como docente, intento dejar inquietudes ambientales en los niños. Lo más importante es tengan contacto con la naturaleza y, a partir de eso, creen una relación cercana con los recursos de su territorio para que puedan defenderlos en el futuro”.

Te puede interesar: Antioquia lleva la delantera en acción climática en el país

Para ambas, la jornada educativa de reforestación fue una oportunidad para identificar los beneficios que reciben de los bosques de su municipio y reflexionar sobre cómo su cuidado puede aportar a la lucha contra el cambio climático. También, para profundizar en conceptos como el efecto invernadero, las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera y la captura de carbono.

Me llevo muchos aprendizajes para compartir con mis alumnos. Con este tipo de espacios nos convencemos de que no solo podemos enseñar a reciclar y reutilizar, sino que también es necesario que hablemos de reducir nuestro impacto en la naturaleza, por ejemplo, disminuyendo la cantidad de residuos que generamos”, concluyó Álvarez.
 

Girardota, otro destino de Unidos por el Planeta



La estrategia de educación ambiental de Unidos por el Planeta tienen el propósito de generar cambios de hábitos y de garantizar la protección de los recursos naturales para enfrentar la crisis climática. © Laura Villamil

La alianza llegó a este municipio, parte del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, con el propósito de fortalecer las capacidades de un grupo de líderes y lideresas, provenientes de los municipios Guadalupe, Puerto Nare, Valdivia, Campamento y Yondó, frente a metodologías de educación ambiental con énfasis en la emergencia climática.

Te puede interesar: “Todos tenemos una voz única y debemos usarla”

En esta ocasión, Carmen Candelo, asesora de Gobernanza y Medios de Vida Sostenibles en WWF Colombia, dictó el taller para capacitadores. “Aquí tuvimos la oportunidad de compartir herramientas sobre cómo llevar a cabo eventos de capacitación y encuentro que tienen como finalidad intercambiar conocimientos, generar conciencia y fortalecer habilidades en los temas ambientales que ellos trabajan. La idea es que mejoren la planificación, ejecución y seguimiento a los procesos que realizan en sus comunidades”.

A esta capacitación asistió John Jairo Gómez, coordinador de la Mesa Ambiental del municipio de Guadalupe, quien se dedica a educar a su comunidad alrededor de acciones ecológicas frente al manejo de los residuos sólidos y el control de incendios. También estuvo Andrés Felipe Cañas, representante legal de la Corporación Ecológica y Cultural Sangre Verde del municipio de Puerto Nare, dedicada al ecoturismo.

Para ellos, hacer parte del taller fue una oportunidad para fortalecer sus conocimientos con el objetivo de seguirlos llevando a distintos lugares, incluyendo las áreas rurales de sus municipios. “Sabemos que lo que está sucediendo con el medio ambiente en nuestro planeta es crítico, y que las principales afectaciones son antrópicas. Por eso es importante llegar a todos los rincones de Antioquia, a los lugares en los que se originan muchos de los daños que sufre la naturaleza”, dijo Cañas.

Te puede interesar: Líderes y lideresas ambientales de todo el país se encuentran para intercambiar saberes

Mientras tanto, Gómez agregó que participar en espacios de aprendizaje como los de Unidos por el Planeta “me motiva mucho a trabajar con las comunidades, sobre todo para sensibilizarlas de la importancia de cuidar nuestros ecosistemas con el fin de dejar alguna herencia para nuestros hijos”.

Sobre los espacios de formación de la Alianza, Carlos Ignacio Uribe, Secretario de Ambiente y Sostenibilidad de Antioquia, resaltó que “el gran reto es revertir el gran daño que le causamos los seres humanos al planeta. Por eso es muy importante avanzar en la educación ambiental en los territorios para que las comunidades sean conscientes, actúen para generar cambios y garanticen la protección de los recursos naturales. Con actividades como esta le apostamos a que las administraciones municipales, autoridades ambientales y diferentes instituciones hagan de Antioquia un territorio sostenible".
Participantes del taller sobre recursos forestales en San Jerónimo, Antioquia
© Laura Villamil
Unidos por el Planeta busca conservar 70.000 hectáreas de áreas protegidas, recuperar 10.000 degradadas y sembrar 40 millones de árboles a 2023.
© Laura Villamil
Dona
Dona