Líderes y lideresas ambientales de todo el país se encuentran para intercambiar saberes

Posted on 04 noviembre 2021

En un evento impulsado por diez organizaciones, se escucharon 24 historias de vida y de lucha de todas las regiones de Colombia. El cuidado de la naturaleza y la búsqueda incesante por el bienestar de las comunidades hicieron parte de estos relatos. ¿Qué aprendimos?

En el encuentro participaron 24 líderes de todas las regiones del país y 10 organizaciones que, de la mano de estos, han llegado a los territorios con procesos de conservación, monitoreo participativo, restauración, turismo comunitario, entre otros. 
© @camilodiazphotography- WWF Colombia


Los líderes y lideresas ambientales de todas las regiones del país tienen, por encima de las diferencias étnicas, culturales y sociales, luchas comunes y una historia para contar. Bajo esa premisa se realizó el Primer Encuentro Nacional de Voces, Memorias e Historias de Líderes y Lideresas por la Defensa y el Cuidado de la Vida, un espacio pensado para conectar a sus protagonistas y fortalecer, a través del intercambio de saberes y experiencias, los procesos que estos llevan en sus territorios.

Así lo explica Vanessa Ospina, subdirectora de la Fundación Proterra, una de las organizaciones impulsoras del evento. “Cada vez que íbamos a trabajar con ellos en alguna región, nos preguntaban por lo que estaban haciendo los de otras. Por eso sentimos que había una necesidad de conectar y generar una red para que fueran ellos mismos los que narraran lo que pasa en sus comunidades, sobre todo después de la pandemia que alejó los procesos territoriales y dificultó las formas de relacionamiento”.

Te recomendamos leer: Iniciativas de conservación indígena que protegen la Amazonia

De esta manera, Proterra y la organización alemana Cambio e.V., con la financiación del Programa de Migración para el Desarrollo de la Agencia Alemana de Cooperación Internacional, y el apoyo de The Nature Conservancy Colombia, WWF Colombia, Fundación Natura, Centro de Estudios POMOTE, Somos CaPAZes, Tropenbos Colombia y el Museo Casa de la Memoria, hicieron que este evento fuera una realidad. En este participaron 24 líderes postulados por las organizaciones que integraron esta “minga”, como la nombra Ospina, teniendo en cuenta los esfuerzos conjuntos para hacer posible el encuentro.

Dos lideresas y un líder llegaron al encuentro de la mano de WWF


Francis, Delio y Lilia coinciden en que este encuentro fue una oportunidad para conocer el trabajo de personas que, como ellos están comprometidos con el bienestar de sus comunidades. © @camilodiazphotography- WWF Colombia


Lilia Java hace parte del resguardo indígena Ticuna, Cocama y Yagua de Puerto Nariño, en el Amazonas. Inició su camino como lideresa cuando tenía 20 años y, con el tiempo, empezó a capacitarse en turismo y liderazgo. Apoyó el proceso para la designación Ramsar del humedal Lagos de Tarapoto.

Hoy, además de ser investigadora indígena de la Fundación Omacha (con la que ha apoyado, por ejemplo, el monitoreo de delfines y de pesca), tiene uno de los roles directivos de Ticoya, la asociación de su resguardo. “Ser mujer en una posición de liderazgo tiene cosas positivas y negativas. Con el tiempo hemos ido demostrando que nosotras no solo lavamos y planchamos. Estas experiencias me han fortalecido más para seguir trabajando por mi comunidad que, por cierto, es el paraíso. En este encuentro escuché historias muy fuertes. Y eso hace que ame más mi territorio porque allí tenemos todo lo que necesitamos y nuestras tradiciones aún viven. Tenemos mucho trabajo que hacer por la conservación y por la construcción de nuevas oportunidades para nuestra comunidad”.

Francis Blandón, del municipio de Unguía, Chocó, es la presidenta del Consejo Mayor del Bajo Atrato Cocomaunguia. Vive en la comunidad de Marriaga, en la ciénaga de Marriaga. Entre 2013 y 2015 respaldó a WWF en el proceso de monitoreo de pesca en esta comunidad, “y en este nos dimos cuenta de cómo se desarrollaban los peces, qué medidas de captura eran las adecuadas y cómo asegurar mayor abundancia”.

Dice que el 95% de su tiempo es pescadora artesanal y el otro 5% del tiempo lo dedica a sus labores como lideresa; algo difícil de creer porque entre sus labores como lideresa también dirige un grupo de danza e impulsa el grupo Guardianes del Planeta (para la recolección de residuos sólidos), una biblioteca lúdica y un festival del bocachico. “El liderazgo surge de un amor muy grande por una comunidad. No hay cosa más desagradecida que ser líder: no tenemos un sueldo y dejamos a nuestras familias para salir a representar un pueblo. Aún así, el compromiso con nuestra gente nos da ganas de seguir”.

Delio Suárez pertenece a la etnia Tucano, del resguardo indígena Almidón- La Ceiba, en la Estrella Fluvial Inírida (EFI). Ha apoyado procesos de monitoreo de pesca con WWF, la AUNAP y el Instituto SINCHI. También, la designación de la EFI como sitio Ramsar.

“Con WWF hemos estado en un proceso de fortalecimiento de capacidades con el que hemos desarrollado distintas cosas, por ejemplo, un plan de turismo que incluye avistamiento de toninas, senderismo, peces ornamentales, la ruta del cacao, plantas carnívoras...Cada una de estas cosas está en una ruta turística que estamos construyendo entre todas las comunidades de la EFI. Lo que buscamos es que todos tengamos oportunidades para sacar adelante a la comunidad”.

Al participar en el evento reflexionamos sobre varias cosas, entre ellas:


A pesar de las dificultades que enfrentan a diario los líderes sociales en Colombia, Francis, Delio y Lilia son un ejemplo de resistencia, compromiso y vocación para las generaciones más pequeñas. © @camilodiazphotography- WWF Colombia

1. La voz de las mujeres es cada vez más potente en espacios de liderazgo y el reconocimiento de su labor es cada vez más amplio. “Las comunidades decidieron enviar a muchas mujeres a este evento. Eso nos demuestra, y también lo hemos visto desde Proterra cuando vamos a estos lugares, que las mujeres están empezando a posicionarse en temas de liderazgo y toma de decisiones. Hace 10 años esto no era así. Hoy vemos además que ellas están ocupando roles directivos en sus organizaciones”, explica Vanessa Ospina.

Puedes leer: “Todos tenemos una voz única y debemos usarla”

Sobre esto, Marcela Franco, consultora de Conservación y Gobernanza de WWF Colombia, dice que “nosotros abordamos la equidad de género más allá de un número. Esto va más allá de la presencia de mujeres y hombres en un taller o espacio. Se trata de cómo las mujeres y los hombres están aportando a fortalecer a un proceso, cómo todos tienen voz y voto. Esto es difícil de lograr, especialmente cuando históricamente ha sido complejo que las mujeres estén en estos espacios, que opinen, que tengan la palabra, que los hombres las escuchen y las dejen hacer aportes. Y en este evento se pudo evidenciar ese cambio de mentalidad”.

2. Los líderes y lideresas necesitan más espacios de interacción e intercambio de conocimientos. Así lo explica Marcela, y añade que “para mí hay un elemento increíble en este evento y es que no solo se presentaron procesos rurales, sino también urbanos. Esa mezcla los ha hecho crecer mucho a todos. Ha habido mucha reflexión y catarsis, y eso ha sido muy importante para ellos porque muchas veces en sus territorios no pueden expresarse de esa manera por distintas situaciones. Este encuentro les dio un lugar seguro”.

3. Las comunidades deben tener la capacidad de generar información y apropiarse de ella. Esto, según Carmen Candelo, directora Área de Gobernanza y Medios de Vida Sostenible en WWF, es un elemento fundamental de la gobernanza. Esta, precisamente, se puede fortalecer mediante procesos de monitoreo comunitario, entendiendo estos permiten a las comunidades participar en la generación de información y análisis de datos, generar reflexiones y toma de decisiones sobre el manejo y la conservación de los recursos.

“La gobernanza es la capacidad de articularse con otros actores tanto institucionales como privados para resolver los conflictos que hay en un territorio, generar acción colectiva y desarrollar propuestas que satisfagan los intereses compartidos por los diferentes actores en un territorio. En ese sentido, los monitoreos participativos contribuyen a fortalecer esos escenarios de gobernanza que a nosotros como WWF nos interesa tanto potenciar”.

La creatividad para cuidar la naturaleza y la vida en todas sus expresiones, la autogestión para darle continuidad a los procesos comunitarios, y la resiliencia que les permite enfrentar situaciones de vulnerabilidad y conflicto, son las características de estos líderes y lideresas según Vanessa Ospina.

Te puede interesar: La lucha por proteger el medio ambiente no puede ser un riesgo para la vida

Por su parte, Saulo Usma, especialista de Agua Dulce de WWF, concluye que en este encuentro, que espera que sea el primero de muchos, representó un incentivo muy grande para los líderes y lideresas, “porque ellos a veces se sienten muy solos. Y en el evento vimos la empatía con la que se tratan, el cariño con el que se abrazan, la disposición con la que se escuchan… La geografía cambia, pero la determinación para abordar problemas y solucionarlos es la misma”.Francis, Delio y Lilia coinciden en que este encuentro fue una oportunidad para conocer el trabajo de personas que, como ellos, estan comprometidos con el bienestar de sus comunidades.
Además de ser investigadora indígena de la Fundación Omacha (con la que ha apoyado, por ejemplo, el monitoreo de delfines y de pesca), Lilia Java tiene uno de los roles directivos de Ticoya, la asociación de su resguardo.
© @camilodiazphotography- WWF Colombia
Francis Blandón, presidenta del Consejo Mayor del Bajo Atrato Cocomaunguia, asegura que gracias al proceso de monitoreo de peces que se adelantó en su comunidad con WWF, los pescadores empezaron a identificar las tallas de captura adecuadas para distintas especies.
© @camilodiazphotography- WWF Colombia
Actualmente, Delio Suárez también apoya el proceso de nominación de la Estrella Fluvial Inírida a la Lista Verde, un reconocimiento que otorga la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza a áreas protegidas y conservadas con altos estándares de manejo.
© @camilodiazphotography- WWF Colombia
Dona
Dona