5 paisajes colombianos en riesgo por el cambio climático | WWF
5 paisajes colombianos en riesgo por el cambio climático

Posted on 19 noviembre 2015

Si el mundo no enfrenta el desafío del cambio climático, en unas décadas los nevados, playas paradisiacas y corales no serán más que un recuerdo lejano.
  1. Caño Cristales
En el mundo no hay lugar como Caño Cristales, un río que atraviesa la Serranía de la Macarena en el Meta donde viven las algas endémicas Macarenia clavigera que le dan ese tono único, multicolor a sus aguas.
A finales de septiembre de 2015, la sequía azotó la región y obligó la clausura de del Parque Nacional. Con el cambio climático, los fenómenos naturales se vuelven más intensos, frecuentes e impredecibles. Y desafíos como el que enfrenta año Cristales van a aumentar.



 
  1. La Sierra Nevada de Santa Marta
La Sierra es la montaña litoral más alta del mundo. Entre las playas del Parque Tayrona y el Pico Colón, a 5.775 metros sobre el nivel del mar, hay menos de 50 kilómetros, un fenómeno natural que fue declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco. Pero, según el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en 20 años la nieve en la Sierra podría desaparecer debido al aumento de la temperatura ligado al cambio climático.
Un problema que todos los nevados de Colombia comparten. Se calcula que desde que se hizo la primera medición hace más de 150 años, el país ha perdido 84% de su área glaciar y en los próximos 15 años seis cumbres dejarán de vestirse de blanco. La nieve está en vía de extinción.


 
  1. El páramo de Sumapaz
Con 333.420 hectáreas, Sumapaz es el páramo más grande del mundo. Y lo mejor, está apenas a 20 kilómetros del centro de Bogotá. Este ecosistema único le da agua a la capital y los departamentos del Meta, Huila y Cundinamarca. Pero es extremadamente frágil y el aumento de la temperatura reduce su área. Según el IDEAM, de aquí a 2030 56% de los páramos podrían desaparecer.
El cambio climático ha tenido además un impacto fuerte sobre las lluvias que nutren los páramos. Este factor, combinado con el avance de la agricultura, amenaza el futuro de los páramos, una fábrica natural que produce el 70% del agua que consumen 85% de los colombianos.


 
  1. Los manglares de Sanquianga

Bañados por las aguas del océano Pacífico, en el departamento de Nariño, el bosque de manglares de Sanquianga es uno de los más grandes y saludables del mundo. Es un Parque Nacional Natural, tiene más de 80.000 hectáreas y el 20% de los manglares de Colombia. WWF lleva a cabo importantes labores de conservación, pues aloja sesenta clases de peces, treinta tipos de moluscos, una veintena de especies de aves y doce tipos de reptiles.

Estos ecosistemas costeros tienen la capacidad de almacenar más carbono que muchos bosques tropicales y protegen las costas de los tsunamis, del alza del nivel del mar, pero están siendo destruidos rápidamente. En los últimos 50 años, los manglares del mundo se han reducido a la mitad.

  1. Los corales de Gorgona

Esta isla tiene las formaciones coralinas más grandes del Pacífico colombiano y se cuentan entre las más desarrolladas y diversas del Pacífico Oriental Tropical, destacándose por su buen estado de conservación.

Pero, como lo han puesto en evidencia los estudios de WWF, están en peligro. Los corales son muy sensibles a los cambios de las temperaturas marinas y por esto están muriendo. El aumento de gas carbónico en la atmósfera también acidifica lo océanos y eso fragiliza los corales. Los corales, por el efecto de mareas muy fuertes, quedan a descubierto por periodos cada vez más largos.


¿Qué está haciendo WWF?
  • Trabajamos con instituciones regionales y nacionales para ampliar las áreas protegidas y crear pulmones en el Pacífico, la Amazonía, los Andes y la Orinoquía.
  • Buscamos crear corredores ecológicos que conecten las áreas protegidas y sean barreras contra el calentamiento climático.
  • Identificamos área de alto valor para la conservación, que son a su vez claves para luchar contra el cambio climático.
  • Tenemos programas de restauración de corales y de manglares en gran parte de la costa pacífica.
Asimismo, luchamos de manera global por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y detener el incremento de las temperaturas globales. De cara a la COP21 el objetivo de WWF es que el alza no supere 1,5 grados centígrados, que constituye el límite de sobrevivencia para muchos ecosistemas y comunidades vulnerables. WWF está promoviendo una transición a 100% energías renovables para mediados de siglo, combinada con la mejora en eficiencia energética y con un llamado para frenar completamente el uso no sostenible de la tierra y la deforestación.

¿Cómo puedes ayudar?

Si viajas en avión, carro o bus para visitar los paisajes de Colombia, compensa tus emisiones de carbono. Pregunta en la areolinea si ofrecen ese servicio. Sino puedes contactar numerosas empresas que se dedican a compensar la huella para que puedas viajar carbono neutro. 

_____________________________

Más información:

Nathan Jaccard
Oficial de medios y contenidos
nmjaccard@wwf.org.co


FUENTES:
Living Blue Planet – WWF
IDEAM
Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible

 

Registrate en WWF Colombia para recibir información sobre nuestras campañas y proyectos.
* indicates required
/ ( mm / dd )
-
Caño cristales Colombia
© Javier Devilman / Flickr
Dona
Dona