Ahora las ciudades colombianas podrán planear sus acciones para enfrentar el cambio climático de aquí a 2030 | WWF

Ahora las ciudades colombianas podrán planear sus acciones para enfrentar el cambio climático de aquí a 2030

Posted on
12 marzo 2021
Una herramienta de uso libre facilitará que todas las ciudades colombianas conozcan cuántas emisiones de gases efecto invernadero (GEI) generan y, a partir de ello, tomen acción para reducirlas.

Para que Colombia cumpla su ambiciosa meta de reducir las emisiones de gases efecto invernadero (GEI) en un 51 % para 2030*, las ciudades deberán contar con un plan de acción climático decidido y efectivo. Y hoy, el país está más cerca de lograrlo. Gracias al desarrollo de una herramienta de uso libre, todas las ciudades del país, sin importar su tamaño en área o población, podrán hacer un diagnóstico local para identificar los sectores donde se generan mayores cantidades de GEI y así, planear acciones para reducir sus emisiones y hacer frente desde lo local a esta crisis climática.

Se trata de la Guía para elaboración o actualización de inventarios de emisiones de GEI en ciudades colombianas y una herramienta en formato Excel, con la que se podrá construir el Inventario de emisiones de GEI de cada ciudad. La herramienta fue desarrollada por un equipo de expertos técnicos de WWF Colombia, apoyados por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), y el Gobierno Británico.

Puedes leer: Informe de la ONU muestra que la mayoría de los países aún no toman en serio la acción climática

José Francisco Charry, Director de Cambio Climático y Gestión del Riesgo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, explica que “en 2050, cerca de 6 mil millones de personas vivirán en las ciudades. Esto implica más recursos como agua, energía y combustibles fósiles. También se generarán más residuos. Y todo esto representa emisiones de GEI. Esta guía permitirá que se tomen decisiones clave para la gestión del cambio climático, permitiendo que las ciudades estén alineadas con la meta del país, que busca reducir en un 51 % las emisiones de GEI y promover acciones para avanzar en el desarrollo bajo en carbono”.

Colin Martin-Reynolds, Embajador del Reino Unido en Colombia, agregó que “en esta carrera no hay un solo ganador. Ganamos todos o perdemos todos. Y las ciudades son particularmente importantes. Con esta guía, vamos en la dirección correcta porque permitirá que las ciudades colombianas estén en línea con la meta de reducir en un 51 % las emisiones de GEI del país”.


¿Qué es un inventario de emisiones de GEI?


El inventario de GEI de la ciudad o región es un diagnóstico que debe actualizarse cada dos o tres años, con el fin de identificar cuáles son los sectores que generan mayores emisiones de GEI en las ciudades y así diseñar acciones efectivas en estos sectores para reducir las emisiones en la lucha contra el cambio climático.

En él se estiman los gases efecto invernadero (GEI) -los principales responsables del cambio climático-, producidos por actividades humanas. Estos son generados por ejemplo por la quema de combustibles fósiles en el transporte; en la generación por medio de termoeléctricas de la energía usada en las viviendas o edificios comerciales; en los rellenos sanitarios; en la industria; y en la agricultura y ganadería.

Te recomendamos: Con su nueva meta de reducción de emisiones, Colombia refuerza su compromiso frente al cambio climático y asume una mayor ambición

El gas que más producen los humanos es el dióxido de carbono (CO2), que resulta de la quema de combustibles fósiles -diésel, gasolina, gas y carbón. El inventario también estima el metano (CH4), un gas con potencial de calentamiento global 25 veces mayor al CO2, que se genera en los rellenos sanitarios; y el óxido nitroso (N2O), emitido en la ganadería y la agricultura por el uso de fertilizantes.

Con esta herramienta, las ciudades colombianas tienen la oportunidad de actuar para combatir el cambio climático. A través de mejores sistemas de transporte, con el uso masivo de vehículos eléctricos y la promoción del uso de la bicicleta y caminatas en distancias cortas; también con mejores prácticas en la construcción de vivienda para evitar el uso excesivo de aire acondicionado, reducción y separación de residuos en la fuente; agricultura sostenible en las zonas rurales de las ciudades, y restauración y conservación de ecosistemas y áreas protegidas urbanas.

Un paso ahora más fácil de dar, y que algunas ciudades y regiones ya adelantaron.

Diana Vargas, subdirectora de estudios ambientales del Instituto de hidrología meteorología y estudios ambientales (IDEAM) señaló que “tener un inventario que lea cuáles son los focos de emisiones desde cada particularidad de las ciudades es supremamente importante para el país. Su información está alineada con el inventario nacional, lo cual la convierte en un instrumento de ganancia a todo nivel”.

Te puede interesar: Guía para entender los aportes de Colombia a la lucha contra el cambio climático


Cali, Montería, Pereira y el Valle de Aburrá están listas


Los inventarios de emisiones de GEI de Cali, Montería, Pereira y su área metropolitana, y los 10 municipios del Valle de Aburrá están listos, gracias a la utilización de la herramienta desarrollada para este fin. En estos lugares del país se identificaron las emisiones generadas entre 2016 y 2019, en los sectores de energía, transporte, residuos, y agricultura, forestería y otros usos del suelo (AFOLU).

Los resultados son decisivos para liderar cambios que se encaminen en una disminución de los gases que generan el cambio climático. En Pereira y su área metropolitana, así como en el Valle de Aburrá, el transporte es responsable de la mayor generación de GEI, debido al uso de combustibles fósiles como gasolina, diésel y gas natural.

En Montería, la ganadería y la agricultura causa las mayores cantidades de emisiones de GEI.

Mary Lou Higgins, directora de WWF Colombia, dijo que “en los próximos 10 años, las ciudades serán el punto de quiebre para revertir la tendencia de crecimiento de las emisiones de GEI. Tenemos que cambiar hábitos y comportarnos como ciudadanos del Planeta. Un aumento de 2 °C para los colombianos sería dramático y nuestra vida como la conocemos cambiaría drásticamente. Por eso reducir las emisiones para evitar el aumento de la temperatura es un llamado urgente en esta crisis climática”.


¿Qué tan coyuntural es este lanzamiento?


¡Mucho! Colombia hace parte de los 189 países que han ratificado el Acuerdo de París, el compromiso internacional más importante en la lucha contra el cambio climático, y a finales de 2020 presentó ante Naciones Unidas sus metas en acción climática actualizadas.

Mientras que en 2015 el país planeaba reducir las emisiones de gases de efecto invernadero proyectadas para 2030 en un 20 % (y en 30 % si contaba con cooperación internacional para hacerlo), ahora le apuesta al 51 %, con o sin ayuda de cooperación. Una ambiciosa meta en la que los aportes de los territorios ser determinantes.
Dona
Dona