El sector bananero colombiano recibe certificación por buena gestión del agua | WWF

El sector bananero colombiano recibe certificación por buena gestión del agua

Posted on
29 abril 2020
Desde 2014, un grupo de fincas bananeras de Técnicas Baltime de Colombia S. A. (Tecbaco) ubicadas en el departamento del Magdalena (región Caribe), participan de un proyecto liderado por WWF y la cadena alemana de supermercados EDEKA, con el objetivo de producir banano convencional con estándares sostenibles en Colombia y Ecuador. Esta iniciativa les ha permitido seguir 77 buenas prácticas agrícolas (BPA), entre las cuales se destaca la buena gestión del agua. Sus esfuerzos ya arrojan los primeros frutos: recientemente recibieron la certificación del estándar internacional Alliance for Water Stewardship (AWS) que no solo es la primera de este tipo en Colombia, sino la primera certificación grupal y la primera para el sector bananero en el mundo (junto con otras dos fincas bananeras que también hacen parte del proyecto en Ecuador).

“El estándar internacional AWS, dirigido a los sectores público y privado, se basa en el reconocimiento de la organización sobre su desempeño en el uso del agua, así como su trabajo colaborativo y transparente en la gestión del agua a nivel de toda la cuenca de los ríos Frío y Sevilla, donde se encuentran las fincas certificadas”, explica Dora Milena Zapata, especialista en Gobernanza Intersectorial de WWF-Colombia. Buenas prácticas agrícolas en el sector bananero: otras formas de proteger el agua
 

Impactos más allá de los linderos

Para determinar que una empresa u organización realiza una buena administración del agua, el estándar AWS tiene en cuenta cinco objetivos: buena gobernanza del agua, balance hídrico, buena calidad del agua, cuidado de áreas hídricas importantes, así como agua, saneamiento e higiene para todos. Para cada uno de estos criterios, el estándar define una serie de indicadores tanto a nivel del sitio (finca, empresa, organización), como de la cuenca donde se encuentra. De esta manera, también impulsa beneficios, sociales y económicos para la región.
Para lograr esto, Tecbaco identificó cómo depende del agua y cómo la impacta en su operación y realizó proceso para la mitigación de los riesgos operativos y de su cadena de suministro. Pero, además, empezó a construir relaciones con otras instituciones y organizaciones locales para abordar los desafíos compartidos en torno al uso del recurso en la cuenca. También hacen parte de la Plataforma de Cooperación y Custodia del Agua de las cuencas de los ríos Frío y Sevilla, una iniciativa público-privada que propone y gestiona proyectos y acciones conjuntas en el territorio enfocadas en la sostenibilidad hídrica.
 

Nuevas oportunidades en el mercado internacional

“Sabemos que esta certificación no es solo para nosotros, abre muchas puertas para el comercio exterior y permite relaciones nuevas y sólidas que sin duda tendrán un impacto positivo en la economía nacional”, afirmó Fernando González, jefe Ambiental y de Certificaciones de Tecbaco. El objetivo es que este estándar genere una mayor confianza de los inversores y fortalezca el relacionamiento social para operar; además de influir positivamente en el diálogo con autoridades y tomadores de decisión.  

“Este reconocimiento es un impulso para continuar trabajando por el desarrollo de Colombia. Sabemos el importante rol que cumplimos, sobre todo en el departamento del Magdalena, por lo que esta certificación nos motiva a seguir trabajando por el desarrollo social y ambiental de Colombia a través de una producción limpia y eficiente con los recursos naturales necesarios para la operación”, concluyó González.   

Dona
Dona