Activismo digital por el clima | WWF

What would you like to search for?

Our News

Activismo digital por el clima

La pandemia y sus efectos ocupan casi por completo la atención de la opinión pública, al mismo tiempo, muchos activistas ambientales duplican esfuerzos para que desafíos permanentes como la crisis climática sigan como una prioridad en las agendas mediáticas, políticas, empresariales y civiles.

La pandemia y sus efectos ocupan casi por completo la atención de la opinión pública, al mismo tiempo, muchos activistas ambientales duplican esfuerzos para que desafíos permanentes como la crisis climática sigan como una prioridad en las agendas mediáticas, políticas, empresariales y civiles.
 
Sabemos que la crisis climática requiere de compromisos urgentes, pero, ¿cómo avanzar con ellos de forma más eficiente y rápida? El activismo por Internet, sin duda, es una oportunidad valiosa para lograrlo. Nos permite alzar nuestra voz frente a asuntos que nos interesan y promover, en comunidad, acciones que contribuyen al bienestar del planeta.
 
Desde WWF, les preguntamos a algunos jóvenes activistas cómo logran llevar mensajes de esperanza, pero también cómo inspiran a otros a actuar con celeridad y urgencia, a través de sus canales y plataformas.
 

Inspirar con el ejemplo

 
La crisis climática no es solo un asunto de ambientalistas y científicos. Todos, por el solo hecho de habitar el planeta en este momento de la historia, debemos actuar para combatir los efectos devastadores que hemos generado.
 
Para empezar, María Gabriela De Faria, activista defensora de los derechos de los animales, dice que es importante que nuestras acciones sean coherentes con lo que pensamos, por ejemplo, si sabemos que los procesos para fabricar muchos productos de uso cotidiano afectan la naturaleza, debemos encontrar alternativas sostenibles.
 
“Hay que promover una reflexión acerca del sobreconsumo, es decir, preguntarnos de dónde viene lo que compramos, por qué lo compramos y si realmente lo necesitamos... Este confinamiento me ha hecho reaccionar y entender que no necesitamos tantas cosas para ser felices”, explica María Gabriela, convencida de que cuando transformamos nuestros estilos de vida empezamos a convertirnos en un referente para quienes nos rodean, incluso en Internet donde hay múltiples herramientas para potenciar nuestros ideales.
 
En el camino del activismo digital,  Karem Suárez, co-fundadora del movimiento ‘Lidera el Cambio’, asegura que es importante prestar atención a las emociones que queremos despertar con nuestros contenidos: generar impotencia y frustración no es tan efectivo como despertar esperanza y voluntad de cambio. Saber transmitir este mensaje hará que más personas se identifiquen con nuestro propósito, decidan ser parte de la transformación y pasen la voz. ¡Todos queremos sentir que sí podemos hacer algo!
 

No hay que saberlo todo

 
¡Aprovechemos los medios digitales! Para invitar a expertos y líderes ambientales a participar en diálogos sobre el clima. Esta puede ser una gran oportunidad para ampliar una reflexión sobre asuntos que muchas veces se tratan superficialmente en los medios de comunicación. Todos estamos a pocos clics de crear espacios de aprendizaje colaborativo, solo tenemos que identificar las preguntas más urgentes por resolver en nuestras comunidades y escribirle a alguien que pueda contestarlas.
 

Tener en cuenta lo rural
 

Para las más de 11 millones de personas que viven en la ruralidad en Colombia, el acceso a Internet es una de las barreras para mantener el activismo en distintas regiones. Santiago Cano, un representante de las juventudes de Colombia ante Naciones Unidas, expresa que desde las ciudades podemos acompañar a las zonas rurales para que generen sus propios mecanismos de comunicación. Aquí algunas ideas:

  •  Pensar en formatos utilizados en zonas rurales, como programas radiales y carteleras comunitarias.
  • Identificar y contactar organizaciones campesinas o indígenas para coordinar acciones acordes con las dinámicas propias de cada lugar.
  • Aprovechar y generar espacios de intercambio de conocimientos y saberes entre las zonas rurales y las ciudades, en temas como producción de alimentos de manera sostenible, conservación de los bosques, entre otros.

 
Si trabajamos juntos tendremos un efecto más amplio
 

Todas nuestras acciones deben ser el resultado de un trabajo colectivo. Establecer alianzas con influencers, organizaciones y movimientos afines con nuestra causa nos permitirá llegar a muchas más personas.
En escenarios digitales, utilizar hashtags posicionados, etiquetar a actores representativos, tener en cuenta las tendencias de conversación en redes para producir contenido y reaccionar a todas las interacciones que generemos, les dará un mayor alcance a nuestras acciones. 

 
Seamos un espacio de consulta


En un mundo inundado de fake news, nuestros contenidos deben ser producto de una investigación rigurosa. Utilizar cifras, tips y noticias basados en información científica nos da mayor credibilidad.

 
Marquemos la diferencia
 

Antes de utilizar los formatos o plataformas de difusión que están de moda, definamos con claridad qué es lo que queremos comunicar, a quién queremos llegar, qué reacciones queremos generar y cómo lo queremos hacer. Esto fortalecerá nuestra presencia en Internet. Los memes pueden ser muy cool, pero tal vez no sean la manera adecuada de expresar una idea, mientras un video en Tik Tok o un reto viral sí lo sean. En conclusión, todo depende de encontrar el lenguaje ideal para cumplir nuestros objetivos.

 
 

Activismo digital
Dona
Dona