Seis humedales imperdibles en Colombia

Posted on 31 enero 2022

Te invitamos a conocer más sobre estos maravillosos ecosistemas, refugio de miles de especies esenciales para nuestro abastecimiento de agua y la regulación del clima.
El trabajo de WWF y sus socios ha sido clave para apoyar la designación y manejo sostenible de seis de los doce sitios Ramsar que hoy tiene el país. Te invitamos a conocer más sobre estos maravillosos ecosistemas, refugio de miles de especies que son esenciales para nuestro abastecimiento de agua y la regulación del clima.
 

Laguna de La Cocha 


© Gabriel Constantino.

Fue el segundo sitio Ramsar designado en Colombia, después de la Ciénaga Grande de Santa Marta. Esta laguna, ubicada en el departamento de Nariño, se extiende por 39.000 hectáreas y es hogar de especies en peligro de extinción como el oso andino (Tremarctos ornatus), el tapir de montaña (Tapirus pinchaque) y el lobo de los Andes (Lycalopex culpaeus).

 

Deltas de los ríos Baudó y San Juan 


Son más de 52.000 hectáreas protegidas en la desembocadura de dos de los ríos colombianos más grandes que llegan al océano Pacífico - uno de los sitios con mayor biodiversidad del planeta- que se destacan por los bosques de manglar y por ser el hábitat especies prioritarias como el jaguar (panthera onca) y la nutria (Lontra longicaudis); además de ser el principal medio de subsistencia para las comunidades afrodescendientes e indígenas que viven allí.

Te puede interesar: ¿Qué es la biodiversidad y por qué perderla importa para las personas? 

 

Complejo de humedales de la Laguna del Otún 



©Luis Germán Naranjo 

Este complejo formado por lagunas, pantanos y turberas de diferentes tamaños abarca 115.883 hectáreas dentro del Parque Nacional Natural Los Nevados. Allí confluyen diferentes afluentes que abastecen acueductos municipales como el complejo de la cuenca alta del rio Quindío, que garantiza el suministro de agua para el 56% de la población de Salento, Armenia, Circasia y La Tebaida. Igualmente incluye los nacimientos de los ríos Otún (Risaralda); Coello, Totare y Recio (Tolima) y Chinchiná (Caldas).

 

Complejo de humedales de la Estrella Fluvial Inírida 


En este complejo de humedales, ubicado entre los departamentos de Guainía y Vichada, se unen en forma de estrella los ríos Ventuari de Venezuela, Atabapo, Guaviare e Inírida dando origen al gran río Orinoco. Cubre 253.000 hectáreas y fue designado como sitio Ramsar por su diversidad en flora y fauna con 1.172 especies de plantas, 470 de peces, 253 aves y 101 mamíferos.

Te recomendamos leer:
Así avanzan las comunidades locales en la protección de la Estrella Fluvial Inírida


Complejo de humedales Lagos de Tarapoto 



© Viviana Londoño 

Con 45.464 hectáreas, los Lagos de Tarapoto son el primer sitio Ramsar de la Amazonia colombiana y uno de los lugares con mayor presencia de delfines de río de esta región. Sus niveles de biodiversidad son únicos: más de 883 especies de plantas, 176 de peces, 201 de mamíferos, entre otros. Estos humedales representan también el sustento pesquero de las 22 comunidades indígenas que habitan la zona.


Complejo de humedales de la Cuenca del Río Bita 


Es el sitio Ramsar más grande del país en uno de los ríos mejor conservados del país, pues se mantiene intacto casi en un 95%. Alberga especies icónicas como la Arawana azul (Osteoglossum ferreirai), la tortuga Charapa (Podocnemis expansa), el jaguar (Panthera onca), la danta (Tapirus terrestris) y el delfín rosado (Inia geoffrensis). El Bita es también uno de los principales centros de pesca deportiva y ornamental de Colombia, actividades que son el principal sustento económico de varias comunidades locales.
Deltas de los ríos Baudó y San Juan.
© Diego Miguel Garcés
Estrella fluvial de Inírida.
© Fernando Trujillo
Río Bita
© Jorge Garcia
Dona
Dona