Colombia lanzó oficialmente sus metas climáticas para 2030

Posted on 26 March 2021

Pese a que el 29 de diciembre de 2020, el país presentó a Naciones Unidas la nueva versión de sus compromisos para mitigar y adaptarse al cambio climático, a comienzos de marzo la presentó a los colombianos. Así quedó la hoja de ruta en acción climática del país.

Pese a que el 29 de diciembre de 2020, el país presentó a Naciones Unidas la nueva versión de sus compromisos para mitigar y adaptarse al cambio climático, a comienzos de marzo la presentó a los colombianos. Así quedó la hoja de ruta en acción climática del país.

A finales de 2020 a Colombia y a los otros 189 países que ratificaron el Acuerdo de París les llegó la hora de aumentar sus aportes a la lucha contra el cambio climático. Como estaba dispuesto en el Acuerdo desde 2015, cinco años después de su firma, las Partes debían actualizar y hacer más ambicioso su conjunto de metas y acciones para enfrentar esta amenaza. Colombia hizo parte del selecto grupo de países que cumplieron con el calendario y se comprometieron con una hoja de ruta más ambiciosa.

El 29 de diciembre del 2020, el país entregó a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) la actualización de su Contribución Determinada a Nivel Nacional (más conocida como NDC por sus siglas en inglés). Estos planes son el corazón del Acuerdo de París, pues a partir de ellos es que cada uno de los países contribuyen a alcanzar el principal objetivo: mantener el aumento de la temperatura promedio de la Tierra para finales de siglo por debajo de los 2 grados centígrados y, en lo posible, por debajo de los 1,5 grados.

La NDC de Colombia fue una grata sorpresa para la CMNUCC, especialmente, frente al desinterés de muchas de las partes de actualizar y mejorar sus compromisos. Según el Climate Action Tracker, hasta el momento, 73 países (sin contar a Colombia) han presentado las actualizaciones de sus compromisos. Diez de ellos, analizados por la organización, no presentaron metas más ambiciosas como era requerido, tales como Australia, Brasil, México, Japón, Suiza y Rusia. Además, aún hay 111 países que no han actualizado sus NDC*.

Te recomendamos: Guía para entender los aportes de Colombia a la lucha contra el cambio climático

Así quedó la NDC colombiana

La hoja ruta que Colombia presentó se destacó por su ambiciosa meta de mitigación o reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI), esos que generan el calentamiento global. Según anunció el gobierno, el país se comprometió a disminuir sus emisiones a un 51% para 2030. Así, Colombia liberará máximo 169,4 millones de toneladas de dióxido de carbono para ese año. En la primera NDC, presentada en 2015, el país se comprometió a reducir solo en un 20% sus emisiones para la misma fecha.

También en el campo de la mitigación, Colombia se comprometió específicamente a reducir un 40% la emisión de carbono negro, un material particulado que flota en el aire, entra en las vías respiratorias y afecta la salud de las personas.

De igual manera, los compromisos abordaron el problema de la deforestación. En Colombia, las emisiones de GEI provienen de siete sectores particularmente, siendo la deforestación el principal, con el 36% del total. Por ello, la nueva NDC establece que para 2030 la tasa de deforestación bruta no debe ser superior a 50.000 hectáreas anuales. Esto contrasta con las 159.000 hectáreas que fueron deforestadas en 2019.

Te puede interesar: La deforestación global avanza en 24 frentes y nueve de ellos están en América Latina

Para alcanzar estas metas, el país presentó un plan de 148 medidas: 32 sectoriales, lideradas por el gobierno nacional; 89 medidas territoriales en cabeza de ciudades, departamentos y CAR; 24 medidas lideradas por empresas; y 3 medidas específicas para la reducción de emisiones de carbono negro. El gobierno espera que a este portafolio se vayan sumando nuevas medidas conforme se avanza en la implementación de la NDC.

Y ¿en cuanto a adaptación?

Además del componente de mitigación, los compromisos deben contemplar los retos que el país tiene a la hora de adaptarse al cambio climático, y así evitar, por ejemplo, la devastación que el huracán IOTA causó a finales del año pasado en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Para ello, el documento propone que Colombia será uno de los primeros países de América Latina y el Caribe en presentar su Primera Comunicación en Adaptación al Cambio Climático a través de su NDC. Esto consiste en un nuevo instrumento para comunicar las prioridades y necesidades de adaptación, así como los requerimientos financieros, tecnológicos y de capacidades para satisfacerlas.

Las prioridades en adaptación están reflejadas en 30 metas que corresponden a diferentes campos, tales como infraestructura, vivienda, salud, transporte, energía, agricultura, etc. Por ejemplo, el sector ambiente se compromete a desarrollar acciones en planificación de cuencas hidrográficas, zonas marinas y costeras y páramos. Asimismo, presentó metas relacionadas a la ampliación de áreas protegidas y su restauración.

Por otro lado, el gobierno también tiene en mente crear un Sistema Integrador de Información sobre Vulnerabilidad, Riesgo y Adaptación al cambio climático (SIIVRA), que permita monitorear y evaluar la adaptación al cambio climático en el país.

Te recomendamos: Áreas protegidas en los Andes: claves para la conservación de la biodiversidad y la riqueza hídrica de la región

¿Cómo cumpliremos estas metas?


Las NDC cuentan con un tercer componente llamado medios de implementación. Este exige a los países considerar las condiciones en materia de financiamiento, educación, fortalecimiento de capacidades, ciencia y tecnología y planeación que son necesarias para alcanzar las metas. La NDC actualizada contempla 18 medidas que priorizan la generación y el fortalecimiento de estas condiciones.

La NDC es el resultado, tanto de un proceso de revisión de los primeros cinco años de implementación de los compromisos nacionales frente al Acuerdo de París, como de una acción coordinada por del gobierno, en cabeza del Ministerio de Ambiente, con los sectores que tienen que ver con la generación de emisiones y con la adaptación a este fenómeno: Agricultura; Comercio, Industria y Turismo; Transporte; Vivienda; Minas y Energía, y Salud. En su actualización también participaron el sector privado; la academia; representantes de organizaciones étnicas, de campesinos, jóvenes y mujeres, y en general todos los ciudadanos a través del proceso de consulta pública que se adelantó durante el mes de octubre.


WWF Colombia en la actualización de la NDC


El año pasado, con el fin de promover el cumplimiento de los compromisos climáticos del país, WWF Colombia lideró la estrategia de participación y comunicación para actualizar la Contribución Determinada Nacionalmente (NDC), que fue presentada a la secretaría de la CMNUCC el 29 de diciembre. Durante el proceso de actualización, WWF también apoyó el análisis sobre la posible reducción de emisiones desde las acciones no estatales y subnacionales en el sector transporte, y la inclusión de dichas acciones en la NDC. Ahora, en 2021, WWF trabajará junto con el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible y el Banco Mundial para que los especialistas en el tema, el sector privado, el sector bancario, los cooperadores y periodistas estén familiarizados con la implementación de la NDC y puedan contribuir a ella.

*Datos actualizados al 16 de marzo de 2021
Lake Imja is a high altitude glacial lake near Mount Everest in the Himalayas, Nepal, formed by the accelerated melt of the Imja glacier as a result of climate change. The continued melt, and other factors could at any moment trigger the bursting of it's swollen waters, releasing a violent 'Glacial Lake Outburst Flood' threatening the lives and livelihoods of the localcommunities.
© WWF / Steve Morgan
Dona
Dona