Lo que debes saber de la COP26: la conferencia global más importante para enfrentar el cambio climático

Posted on 31 October 2021

Allí, representantes de cientos de países se reunirán para escalar y acelerar las acciones a fin de evitar que el planeta siga calentándose, pues la ciencia ha advertido que, si no hacemos algo ya, los efectos serán catastróficos. Te compartimos una guía para quedar muy bien informad@.

© Naciones Unidas 

Del 31 de octubre al 12 de noviembre, representantes de todos los continentes se reunirán en Glasgow, Reino Unido, para participar en la Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático número 26, más conocida como COP26. Este evento representa una oportunidad única para acordar medidas más ambiciosas y radicales para enfrentar la crisis climática que tiene en riesgo a la naturaleza y a las personas.

Acá todo lo que debes saber para entender por qué la COP de este año es tan importante para el futuro del planeta y qué rol juega Latinoamérica allí.


¿Qué es la COP26?


Es la reunión número 26 de la Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, un órgano supremo compuesto por líderes mundiales que toma decisiones para enfrentar esta problemática.

Se realiza anualmente y esta vez tendrá lugar entre el 31 de octubre y el 12 de noviembre en Glasgow, Reino Unido, un año más tarde de lo que había sido planeado, debido a la pandemia de Covid-19.

La conferencia de este año la preside Reino Unido y están invitados los 197 países firmantes de dicha Convención para verse cara a cara por primera vez en los últimos 18 meses. También asisten expertos en el tema y organizaciones de la sociedad civil que buscan incidir en las negociaciones y lograr que los compromisos que se asuman correspondan a la urgencia de esta crisis.
 

¿Por qué es tan importante la COP26?



Balancín de Blancos / WWF Spain

La reunión tiene lugar en un momento alarmante y también crucial en la lucha contra el cambio climático. Solo en agosto el IPCC pronosticó que, si no tomamos acción ya, no podremos limitar el aumento de la temperatura global y las consecuencias serán devastadoras, a lo que se suma que la pérdida de biodiversidad está también en un momento crítico. Por ello, según la ciencia, la próxima década será determinante para el futuro de la naturaleza y las personas, y de las decisiones que los líderes mundiales tomen en espacios como este dependerá si podremos conservar el planeta.

Adicionalmente, en 2020 se cumplieron 5 años de la firma del Acuerdo de París y, por ende, las Partes debían presentar sus NDC actualizadas, algo que se pospuso por la pandemia y que se espera ocurra a cabalidad antes del encuentro en Glasgow. Hasta el momento, 49 Partes -incluidas China e India, dos de los grandes emisores del mundo- todavía tienen esta tarea pendiente y sin esas hojas de ruta con metas lo suficientemente ambiciosas, será muy difícil cumplir la meta global del Acuerdo de París.

Además, hay una serie de asuntos cruciales en la agenda como la financiación para la acción climática, la definición de aspectos del mercado de carbono, los mecanismos para aumentar la ambición, entre otros, que se espera sean discutidos. Adicionalmente, se busca abordar la urgencia de una transición energética, en la que las economías dejen atrás los combustibles fósiles y apuesten a energías renovables (eólica y solar, por ejemplo), y la importancia que la conservación de la naturaleza tiene para enfrentar el cambio climático, especialmente las soluciones basadas en la naturaleza. Estas últimas consisten en acciones que protegen, gestionan de forma sostenible y restauran los ecosistemas, abordando los retos de la sociedad de forma eficaz y adaptativa, y proporcionando simultáneamente beneficios para el bienestar humano y la biodiversidad, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Te puede interesar: La crisis climática: ¿Cómo avanza y qué ha hecho el mundo para enfrentar el cambio climático? 

¿Qué rol juegan los países latinoamericanos en la COP26?


Según el último informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), el aumento de la temperatura afectará gravemente la salud, la vida, la alimentación, el acceso al agua, la seguridad energética y el desarrollo socioeconómico de las poblaciones de América Latina y el Caribe. Además, la región experimenta una alarmante tasa de pérdida de biodiversidad, mucho mayor a la media global.

Su alta vulnerabilidad no solo es causada por las condiciones climáticas extremas que genera el calentamiento global; a ello se suma la desigualdad y la pobreza de la región que disminuyen su capacidad de enfrentar, resistir y recuperarse de los impactos de este fenómeno.

Sin embargo, así como Latinoamérica y el Caribe es altamente vulnerable al cambio climático, también tiene a la mano muchas de las soluciones para enfrentarlo. La región es una de las más biodiversas del mundo y cuenta con ecosistemas claves para el futuro del planeta como la Amazonia, que es uno de los mayores sumideros de carbono y alberga el 10% de su biodiversidad. A ello se suman otros ecosistemas cruciales para la captura de carbono, como los manglares. De esta manera, la región tiene infinitas posibilidades a la hora de apostar a soluciones basadas en la naturaleza.

Por otro lado, en sus tierras habitan una gran diversidad de pueblos indígenas que cumplen un rol clave en la conservación, restauración y el manejo sostenible de los ecosistemas. Así lo evidencia un reciente informe de WWF que asegura que el 91% de los territorios de los pueblos indígenas y las comunidades locales alrededor del mundo están en buenas o moderadas condiciones ecológicas.

Por eso, aunque Latinoamérica y el Caribe solo representa el 8,3% de las emisiones globales, es un actor fundamental en la lucha contra el cambio climático, pues conservar la naturaleza que alberga es determinante para enfrentar esta amenaza, así como garantizar que sus sociedades puedan adaptarse a sus efectos. Adicionalmente, la región cuenta con gran parte de la oferta de combustibles fósiles y, por lo tanto, un plan de transición energética es una de sus apuestas en materia de cambio climático.

Te recomendamos: Actualización del informe síntesis de NDCs: confirmación de tendencias preocupantes 

En las negociaciones de la COP26 se espera que los países de la región pongan en la agenda a la naturaleza y su potencial para enfrentar la crisis climática, y lleven un rol de liderazgo como ya lo han hecho en otros espacios, por ejemplo, durante el Diálogo de alto nivel sobre acción climática en las Américas que se llevó a cabo en septiembre. En este encuentro Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Panamá, Barbados y República Dominicana se reunieron con Estados Unidos para hablar sobre la urgencia de responder al cambio climático y crear un frente unido con miras a la COP26.
Lanzamiento de "Los 20 del 20" en la COP25
© WWF
Los anuncios y compromisos de América Latina en la COP 25
© WWF
Dona
Dona