Cinco cosas increíbles que hemos aprendido sobre los tiburones ballena | WWF

Cinco cosas increíbles que hemos aprendido sobre los tiburones ballena

Posted on
30 agosto 2020
Cinco hechos fascinantes que los científicos han descubierto sobre el tiburón ballena, estos gentiles gigantes, en la última década.


1. Los tiburones ballena tienen una armadura especial que protege sus ojos.
 

El hecho de que la piel del tiburón esté cubierta de pequeños dientes (dentículos) se conoce desde hace mucho tiempo. ¿Pero sabías que los ojos de los tiburones ballena también están cubiertos con cientos de pequeños dientes? Un equipo de científicos japoneses descubrió que, una “armadura” única, compuesta por hasta 2.900 diminutos dentículos, cubre cada ojo de esta fascinante criatura. Estos dentículos especiales difieren en estructura y construcción de los dentículos que se encuentran en su piel y eso se debe a que los dentículos oculares cumplen una función diferente.

Dado que los ojos del tiburón ballena sobresalen a cada lado de la cabeza del animal, no es de extrañar que necesiten esta armadura especial para protegerlos. Hasta ahora, parece que ninguna otra especie de tiburón tiene esta característica especial, ¡lo que hace que los tiburones ballena sean aún más únicos!

Te recomendamos: Derrame de hidrocarburos en Venezuela pone en riesgo zonas de alta biodiversidad



2. Las explosiones nucleares de la guerra fría permiten estimar correctamente la edad de un tiburón ballena.

Comprender cómo las especies crecen, maduran y envejecen es crucial para poder protegerlas de manera efectiva. Anteriormente, los científicos solían contar bandas de crecimiento en las vértebras del tiburón ballena para determinar la edad del animal, lo que funciona igual a contar los anillos de los árboles. Sin embargo, los investigadores de todo el mundo no pudieron acordar si estas bandas se estaban desarrollando en los tiburones ballena una vez al año o cada dos años, lo que marca una gran diferencia.

A principios de 2020, los científicos pudieron finalmente resolver este enigma debido a algo increíble: ¡las pruebas de la bomba atómica que tuvieron lugar en las décadas de 1950 y 1960! Estas explosiones duplicaron la cantidad de un isótopo de carbono particular (Carbono-14) en la atmósfera, que finalmente fue absorbido por todos los organismos vivos del Planeta.

Y, como sabemos qué tan rápido se desintegra este isótopo de carbono con el tiempo, se puede utilizar para determinar la edad. Usando este método en particular por primera vez, los científicos finalmente pudieron confirmar que las bandas vertebrales se forman en los tiburones ballena cada año. Esto significa que finalmente podemos estimar correctamente la edad de estos gigantes y, así, saber que el espécimen más antiguo registrado tiene 50 años.


3. Las mamás de los tiburones ballena actúan como bancos de esperma gigantes

Si bien queda mucho por descubrir sobre el ciclo reproductivo de estos gigantes, y especialmente dónde dan a luz, hace 10 años se hizo un descubrimiento importante cuando un equipo de científicos estudió embriones de tiburón ballena encontrados dentro de una gran hembra capturada en la costa de Taiwán hace 25 años. En ese momento se encontraron 304 embriones en diferentes etapas de desarrollo, superando con creces el número más alto registrado para cualquier otra especie de tiburón. Pero ¿cómo era posible que los bebés fueran de diferentes tamaños y etapas de desarrollo? No había una respuesta clara.

Los científicos pensaron que quizás los cachorros fueron engendrados por diferentes machos en diferentes momentos, lo que explicaría las diferencias en el desarrollo. Sin embargo, no fue hasta hace poco que los investigadores pudieron confirmar que todos esos tiburones ballena bebés tenían el mismo padre gracias a las pruebas de ADN de paternidad. Este descubrimiento reveló que las hembras de tiburón ballena pueden actuar como gigantescos bancos de esperma, capaces de almacenar esperma y de fertilizar óvulos durante un período de tiempo. Según los científicos, las mamás de tiburones ballena lo hacen para maximizar las posibilidades de supervivencia de sus bebés.

Puedes leer: WWF: La megaminería y extracción de minerales e hidrocarburos no pueden ser una salida a la crisis


4. En Indonesia, los tiburones ballena ¡comen hasta 137 piezas de plástico por hora!

Como los tiburones ballena se alimentan por filtración en la superficie y se han encontrado varios individuos muertos con cantidades significativas de plástico en el estómago, los científicos han especulado durante mucho tiempo que la contaminación plástica marina debe estar afectando a estos peces gigantes. Pero aún no entendíamos cuán serio era el asunto.

Recientemente, un equipo de científicos estudió el impacto de la contaminación marina por plástico en los tiburones ballena en Indonesia y, lamentablemente, lo que descubrieron no fue una buena noticia. Indonesia fue seleccionada para este estudio, pues ocupa el infame segundo lugar en la lista de los mayores contaminadores de plásticos marinos del mundo. Después de estudiar la abundancia de plástico en 3 lugares del país, los investigadores concluyeron que los tiburones ballena podrían estar comiendo hasta 137 piezas de plástico marino por hora. ¡Y esto incluye microplásticos diminutos como piezas más grandes que miden casi 50 cm!
Aunque los tiburones ballena pueden "toser" objetos grandes que terminan accidentalmente en sus bocas, a juzgar por las necropsias de individuos que se encuentran en las playas de todo el mundo, ese mecanismo no siempre funciona. Como reveló un informe de Sabah en Malasia, una bolsa de plástico de 46 cm por 32 cm mató a un tiburón ballena allí. ¿Quién podría pensar que algo tan pequeño podría provocar la muerte de uno de los animales más grandes del Planeta? Entonces, la próxima vez que compres alimentos o hagas un domicilio, evita los plásticos de un solo uso y, en su lugar, escoge alternativas más sostenibles y ecológicas.


5. Los tiburones ballenas adolescentes son hogareños.

Ya sabíamos que los tiburones ballena pueden migrar grandes distancias. Por ejemplo, ¡una hembra etiquetada llamada Anne viajó ¡más de 20.000 km en 2 años y 3 meses! Pero ahora, gracias a varios científicos que estudian sus sitios de agregación regionales en todo el mundo, sabemos que los machos jóvenes son realmente hogareños. Estudios recientes revelaron que estos merodean por las mismas áreas durante largos períodos de tiempo y que, a menudo, regresan a los mismos lugares año tras año.

Algunos tiburones estudiados en el Océano Atlántico occidental fueron vistos allí durante más de 10 años y otros en el Océano Índico regresaron al mismo sitio durante 7 años consecutivos. Estos descubrimientos fueron posibles porque los tiburones ballena individuales se pueden identificar y, por ende, rastrearlos, gracias a sus patrones de piel únicos. Una constelación de puntos blancos que cubre su cuerpo actúa de la misma forma que las huellas dactilares en nosotros, las personas.

Curiosamente, los animales que se encuentran en estos sitios de agregación eran en su mayoría machos jóvenes, con hembras y machos adultos raramente vistos. Y, a pesar de que estamos hablando del pez más grande, que, al parecer, debería ser fácil de rastrear y encontrar, todavía no sabemos dónde las hembras y los machos adultos pasan la mayor parte de sus vidas. Tampoco, dónde los tiburones ballena dan a luz y pasan sus primeros años de vida ... ¡Todos estos poderosos secretos todavía están esperando ser descubiertos!

Te puede interesar: Las poblaciones de peces migratorios han disminuido un 76% en menos de 50 años


Tiburón ballena en Colombia


En el país tenemos la fortuna de encontrar a estos fascinantes peces en los dos oceános, Atlántico y Pacífico. En el Caribe, suelen distribuirse entre Islas del Rosario, Isla Fuerte, Taganga, Capurganá y La Guajira. Y en el Pacífico, en Gorgona, Malpelo, Nuquí, Bahía Solano y Bahía Cupica.
 

Dona
Dona