WWF y siete organizaciones de conservación se alían para reivindicar la labor de los guardaparques | WWF

WWF y siete organizaciones de conservación se alían para reivindicar la labor de los guardaparques

Posted on
31 julio 2020
Hoy, en el Día Mundial del Guardaparques, la Alianza Universal de Apoyo a los Guardabosques anunció un plan de acción para mejorar las condiciones laborales de estos hombres y mujeres cruciales para el Planeta.

¿Sabías que la población de gorilas de montaña se ha duplicado en los últimos treinta años gracias a la efectiva labor de los guardaparques? Que, si no fuera por su esfuerzo y dedicación en India, Bután, Nepal y China, ¿los tigres estarían prácticamente extintos? Y que, en Colombia, sitios tan emblemáticos como la Sierra Nevada del Cocuy o las playas del Tayrona, ¿son protegidas por la labor de ellos?

Estos hombres y mujeres que cuidan los sitios más remotos del Planeta, son fundamentales en la lucha contra la pérdida de la biodiversidad y el cambio climático, pero las condiciones en que trabajan no solo son extremas sino también riesgosas.

En algunos casos, pasan meses sin ver a otro ser humano, están expuestos a la inclemencia de fenómenos de la naturaleza, se topan con depredadores a los que cualquiera les temería, y algunos han perdido la vida haciendo su trabajo, ya sea de manera accidental o por cuenta de actores armados como los cazadores furtivos o los grupos ilegales que se disputan el control territorial en varias áreas protegidas de Colombia.


Los guardabosques están en riesgo


De acuerdo con estadísticas de la Federación Internacional de Guardaparques, en 2019, 137 guardaparques perdieron la vida y, según el informe Global Witness, publicado el 30 de julio, 19 guardabosques y empleados públicos dedicados a la protección del medioambiente, fueron asesinados en el mundo. En Colombia, a finales de 2019 Parques Nacionales reveló que las áreas protegidas más críticas para los guardaparques son: Sierra Nevada de Santa Marta, Macarena, Tinigua, Picachos, Catatumbo, Paramillo, Orquídeas, La Paya, Farallones, Nukak, y Sanquianga.

Te puede interesar: Estas son las 12 especies animales amenazadas en Colombia

Desde los territorios, los guardaparques asumen múltiples roles a la vez: científico ambiental, guía turístico, bombero, agente de la ley, embajador político, enlace comunitario, maestro, socorrista de primeros auxilios, especialista en comunicaciones, administrador de tierras, sociólogo, historiador, moderador, administrador de diferentes tipos de recursos, y la lista no acaba.

Sin embargo, a pesar de lo indispensable que es su trabajo, no están bien remunerados, a menudo no tienen estabilidad laboral o equipos para desempeñarse, no reciben suficientes capacitaciones y tampoco cuentan con seguros adecuados. Una alianza para proteger a los guardabosques

Por eso, hoy, en el Día Mundial del Guardabosques, la Alianza Universal de Apoyo a los Guardabosques (URSA en inglés) * impulsará un ‘nuevo acuerdo’ para mejorar las condiciones laborales de los guardaparques. URSA es una coalición de ocho grupos conservacionistas internacionales, dentro de la que está WWF, y la primera de su tipo en apoyar a este gremio.

Específicamente, el plan de acción lanzado hoy pretende ayudar a implementar la Declaración de Chitwan, una petición respaldada por más de 550 guardabosques de 70 países y presentada en Congreso Mundial de la Federación Internacional de Guardaparques en 2019, en la que el gremio le hizo un llamado a las ONG y otros grupos de conservación que asistieron, para atender una serie de necesidades basadas, en su mayoría, en el testimonio de más de 7.000 guardabosques que participaron en una encuesta global realizada en 28 países.

Puedes leer: ¿Por qué los Andes son esenciales para nuestra salud y la del planeta?

El plan de acción de URSA aboga por un mejor salario, condiciones de trabajo y equipamiento para los guardaparques; y por mejores oportunidades de capacitación y aprendizaje para estos, entre otros. Podrá ser utilizado y adaptado en todo el mundo y servirá para que los guardaparques puedan hacer su trabajo de manera efectiva y responsable.


Su labor cobró importancia a raíz de la pandemia


Ahora que la pandemia del Covid-19 tiene en vilo al mundo, la comunidad global les está pidiendo a los guardaparques que protejan el 30 por ciento del Planeta de la caza furtiva, la destrucción del hábitat y otras amenazas a los ecosistemas. Ellos son prácticamente la primera línea de la emergencia Covid-19 en entornos naturales, y son la clave para salvaguardar las formas de vida de las personas cuyas vidas y culturas son inseparables de la naturaleza.

Mike Appleton, vicepresidente de desarrollo de capacidades en la Comisión Mundial de Áreas Protegidas de la UICN y director de gestión de áreas protegidas de Global Wildlife Conservation, advierte lo crucial que es la labor que desempeñan: "No solo evitan la destrucción del hábitat y del ecosistema, sino que también previenen los desbordamientos zoonóticos y las pandemias, la contaminación y los tipos de incendios que vemos arder más y más cada año".


Guardabosques en Colombia


El año pasado, durante el III Congreso de Áreas Protegidas de América Latina y el Caribe de la UICN, que se llevó a cabo en Perú y reunió a tres mil expertos en la materia y a los representantes de 33 gobiernos, WWF participó en la elaboración de la Declaración de Lima.

“La organización reconoce cuál es la función y la importancia de los guardaparques y otros trabajadores que están protegiendo con su vida las áreas protegidas, y trabajará por que los compromisos que se adquirieron en esa manifestación se cumplan”, dice Carlos Mauricio Herrera, experto en áreas protegidas de WWF Colombia.

Por eso, en los últimos años, la organización ha venido desarrollando metodologías de análisis de efectividad del manejo de las áreas protegidas en conjunto con Parques Nacionales y otras autoridades y socios, que incluyen variables sobre las condiciones bajo las que los guardaparques desarrollan sus actividades (si tienen riesgos públicos o si cuentan con los insumos adecuados para hacer su trabajo, por ejemplo). Los resultados de dichos análisis muestran de manera preliminar que, si bien algunas condiciones han venido mejorando, aún son necesarias mejoras en términos de condiciones salariales, equipos, capacitación, y en general de un régimen que reconozca las condiciones particulares de su actividad.

Te puede interesar: 10 preguntas que deberíamos hacernos de los manglares

Paralelamente, WWF está participando en la construcción del plan de capacitación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, en el cual el concepto de las personas que trabajan para áreas protegidas de todas las categorías y con diferentes autoridades ambientales está siendo tenido en cuenta.

De igual forma, WWF ha venido apoyando acciones concretas de formación para guardaparques como la generación de capacidades para identificar presiones sobre los ecosistemas y realizar monitoreo en áreas protegidas de diferentes categorías del Sistema Nacional de Áreas Protegidas; el fortalecimiento de las capacidades e implementación del programa de monitoreo y evaluación de la integridad ecológica en El Tuparro; y la capacitación de los guardaparques de las Corporaciones Autónomas Regionales socias en el manejo de tecnologías para el monitoreo a través de drones y equipos de geoposicionamiento, entre otros.

*Los miembros fundadores de la Alianza Universal de Apoyo a los Guardabosques (URSA) son: Fauna & Flora International, Force For Nature, Global Wildlife Conservation, la Federación Internacional de Guardaparques, Panthera, UICN, la Comisión Mundial de Áreas Protegidas, WWF y la Sociedad Zoológica de Londres.
Dona
Dona