Un canto por las sabanas | WWF

Un canto por las sabanas

Posted on
08 marzo 2020

La Esperanza, así se llama la Reserva Natural de la Sociedad Civil donde vive Libia Parales junto con su familia. Y es justamente ese sentimiento, esperanza, el que ella contagia cuando le canta a su tierra entonando los ritmos llaneros que ha escuchado desde su infancia. 

En un video que recientemente protagonizó para WWF, Libia recorrió su sabana del alma, ubicada en Paz de Ariporo en el departamento de Casanare, para mostrar las diferentes estrategias que han implementado en la reserva para mejorar la cría de ganado. Se trata de un tipo de ganadería que lleva más de 500 años conviviendo con el paisaje y donde los saberes tradicionales llaneros han permitido conservar los ecosistemas de esta región del país.

Libia trabaja con su esposo Eduardo Martínez y con su hijo, a quien llama Puchis, en un programa piloto organizado por WWF – Colombia y la Fundación Horizonte Verde. A través de este, se busca demostrar cómo esta ganadería es una alternativa frente a la transformación de los suelos, una de las grandes amenazas de la Orinoquia.

Al enseñar el saladero, lugar donde se almacenan los bloques energéticos que dan al ganado para complementar su alimentación, Libia evidencia una de las razones por las cuales esta ganadería es sui generis. Aquí los pastos no han sido reemplazados, sino que se usan las pasturas nativas y además, todo el proceso ganadero está adaptado a los marcados periodos de lluvia y sequía que son protagonistas de la sabana inundable.

¨Nuestras próximas generaciones le tienen que poner amor a esto para que se mantenga, si no le ponen amor, esto desaparece¨, complementa Eduardo, esposo de Libia. Así, ambos reafirman la importancia de mantener las tradiciones e incorporar a la vez nuevos saberes para salvaguardar las 5 millones de hectáreas de sabana inundable que tiene Colombia.

Dona
Dona