Los pastizales naturales son esenciales para enfrentar el cambio climático y revertir la pérdida de biodiversidad

Posted on 26 mayo 2021

  • Aunque juegan un papel clave en este propósito, hasta el momento los pastizales naturales, que incluyen entre otros ecosistemas las sabanas naturales, han sido subvaloradas por falta de información sobre su distribución en el mundo.
  • Por esto, WWF junto a otros actores, realizó el primer atlas de pastizales del mundo, que muestra cómo está compuesta la superficie terrestre del planeta.
  • El Atlas revela que más de la mitad de la superficie terrestre global está cubierta por pastizales naturales; sin embargo, están amenazados por el cambio de uso del suelo y los efectos del cambio climático, y solo 12% son áreas protegidas.
  • La publicación será un punto de partida útil para los líderes mundiales que este año deberán tomar decisiones de clima y biodiversidad determinantes para el futuro de la humanidad, así como para recopilar datos más detallados sobre los servicios ecosistémicos y beneficios económicos y sociales que los pastizales naturales brindan a las personas y la naturaleza.

Bogotá, 26 de mayo de 2021. Un nuevo atlas publicado hoy muestra que el 54% de la superficie terrestre del mundo está formada por pastizales naturales, que albergan algunos de los hábitats más preciados de la Tierra y son el sustento de cientos de millones de personas. Estos nuevos datos pueden dar herramientas a los responsables de la formulación de políticas públicas para gestionar mejor los pastizales, con importantes beneficios para las personas, la naturaleza y el clima.

Hasta ahora, los pastizales rara vez figuraban en las agendas internacionales. Solo el 10% de los planes climáticos nacionales o NDC (como parte del Acuerdo Climático de París) incluyen referencias a pastizales; comparativamente el 70% incluye referencias a los bosques. Aunque se sabe que los pastizales naturales juegan un papel clave en el almacenamiento de carbono, proporcionan hábitat para la diversidad de la vida silvestre y la naturaleza, y sustentan los ríos y humedales más grandes del mundo, parte de la razón por la que han sido subvalorados es la falta de datos definitivos sobre su extensión y valor.

El Atlas de los pastizales naturales llena parte de ese vacío. Este documento, que se actualizará continuamente, ha sido publicado conjuntamente por el Instituto Internacional de Investigación Ganadera, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, WWF, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Coalición Internacional para la Tierra, con contribuciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

“Por primera vez en la historia, tenemos una comprensión precisa de la composición de la tierra de nuestro planeta. Hasta la fecha, los esfuerzos de conservación y desarrollo se han centrado en los bosques; ahora sabemos que los pastizales necesitan urgentemente una mayor atención”, dijo la directora general adjunta del Instituto Internacional de Investigación Ganadera, Shirley Tarawali.

Hasta la fecha, el 12% de los pastizales están designados como áreas protegidas. Gran parte del resto está amenazado por la escalada de la conversión, en particular para las tierras de cultivo. El Atlas muestra que en los últimos tres siglos más del 60% de las tierras silvestres y bosques se han transformado, un área más grande que América del Norte, y un área aproximadamente del tamaño de Australia (7,45 millones de km2) se utiliza ahora para producir cultivos. Este cambio de uso del suelo contribuye a la crisis climática y el Atlas muestra que los pastizales también sufrirán por el calentamiento global. Efectos drásticos son visibles en un área que duplica el tamaño de Europa, con la naturaleza peligrosamente desestabilizada y la capacidad de producir alimentos, combustible y fibra reducida.

“Si queremos tener alguna esperanza de lograr los objetivos climáticos, naturales y alimentarios, la gestión y el uso de los pastizales deben abordarse al más alto nivel. Se debe prestar la debida atención a los pastizales en las próximas conferencias de la ONU sobre biodiversidad, clima, tierra y alimentos”, agregó Tarawali, quien también es el presidente de la Agenda Global para la Ganadería Sostenible (GASL) auspiciada por la FAO.

En la segunda mitad del 2021, los líderes gubernamentales participarán en conferencias anuales para las tres Convenciones de Río, sobre cambio climático (UNFCCC), biodiversidad (UNCBD) y desertificación (UNCCD), junto con la primera Cumbre de Sistemas Alimentarios de la ONU. Publicado antes del lanzamiento de la Década de Restauración de Ecosistemas de las Naciones Unidas, que comienza el 5 de junio, el Atlas puede ayudar a guiar a gobiernos, organizaciones internacionales, ONGs y donantes en la restauración, protección y mejor gestión de los pastizales naturales.

El Atlas de pastizales naturales es un punto de partida para recopilar datos más detallados sobre los servicios ecosistémicos exactos y los beneficios económicos y sociales que estos ecosistemas brindan a las personas y la naturaleza. Los pastizales naturales según su definición están compuestos por siete biomas que incluyen pastizales, sabanas, desiertos, matorrales y tundra. El atlas consta de 16 mapas que describen en qué lugares de los pastizales están presentes diversos valores y riesgos. El documento está disponible en: rangelandsdata.org/atlas

En Colombia, las sabanas de la Orinoquia son ecosistemas altamente biodiversos, que cumplen un papel fundamental para la gestión del cambio climático, la provisión y regulación del recurso hídrico, las reservas de carbono, la provisión de alimentos, el apoyo a los medios de subsistencia y el mantenimiento de la identidad cultural de millones de personas de la región Orinoquia.

A pesar de esto, han sido subestimadas y se enfrentan a uno de los mayores y más rápidos índices de conversión y degradación, lo que representa una importante pérdida de biodiversidad y aumento de emisiones de gases efecto invernadero. Las acciones para su conservación serán efectivas si éstas se basan en sus condiciones y características particulares y se logra compatibilizar la producción con la conservación. WWF y sus socios han buscado a través de la implementación de diferentes iniciativas posicionar estos importantes ecosistemas en diferentes niveles de toma de decisiones, así como generar insumos técnicos y fortalecer la gobernanza como contribución a su conservación.

--
“Hasta la fecha, los esfuerzos de conservación y desarrollo se han centrado en los bosques, pasando por alto otros ecosistemas valiosos. Este atlas nos muestra, por primera vez, la extensión de nuestros pastizales naturales y destaca que debemos dejar de descuidarlos si queremos abordar la crisis climática y de la naturaleza del mundo, al tiempo que satisfacemos la demanda mundial de alimentos de manera sostenible. La protección, gestión y restauración de los ricos y variados ecosistemas que componen los pastizales naturales es fundamental y su relevancia debe reflejarse en las agendas globales de conservación”. - Karina Berg, Líder de la Iniciativa Global de Pastizales y Sabanas, WWF

“Los pastizales naturales incluyen algunos de los hábitats y la biodiversidad más preciados de la tierra y apoyan los medios de vida de millones de pastores que tienen una sólida tradición de conservación de la naturaleza. Este Atlas proporciona la evidencia tan esperada de que los pastizales deben ser elevados en gran medida como una inversión y una prioridad política para lograr el desarrollo sostenible en todo el mundo”. - Jonathan Davis, Coordinador Global de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, Iniciativa Global de Tierras Secas.

“Este conjunto preliminar de mapas provee datos clave sobre los pastizales naturales y actividades de pastoreo útiles para los tomadores de decisión, en su proceso de tránsito hacia sistemas productivos sostenibles. Los mapas también contribuirán al Decenio de las Naciones Unidas para la Restauración de Ecosistemas (2021-2030), para ayudar a guiar las decisiones sobre la priorización de dónde se debe realizar la restauración en las áreas de pastizales naturales". Abdelkader Bensada, punto focal del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente sobre Pastoralismo, Praderas y Pastizales, Oficial de gestión de programas en la Dependencia de Gestión de Ecosistemas Terrestres.

“Los pastizales naturales ayudan a mantener el carbono en el suelo y ofrecen el espacio necesario para la energía renovable como la eólica y la solar, al tiempo que albergan diversos ecosistemas y especies endémicas. Esto los hace importantes para las tres Convenciones de Río y, en última instancia, para lograr los ODS. Debemos proteger y restaurar los pastizales naturales mientras aseguramos el sustento de millones de personas, incluidos los pastores que son los custodios de estas tierras. El Atlas puede orientar todos estos esfuerzos". - Badi Besbes, Jefe de la Unidad de Genética y Producción Animal, División de Producción y Sanidad Animal, FAO

"El atlas es una herramienta valiosa para recopilar datos y experimentar con formas participativas de mapeo, junto con las comunidades de pastores en el terreno. Los pastores del mundo, que se estima en más de 200 millones de personas, deben ser escuchados, apoyados y reconocidos por su papel en el cuidado y manejo sostenible de los pastizales naturales y, por lo tanto, debe ser parte de la solución a la crítica situación ambiental en la que nos encontramos". - Fernando García Dory, Punto Focal Pastoralistas, Iniciativa Pastizales.
Sabana natural en Puerto Carreño, Vichada (Colombia).
© Meridith Kohut/WWF-US
Chigüiros (Hydrochoerus hydrochaeris) al amanecer en los llanos de Colombia.
© Days Edge Productions / WWF-US
Llanero en los llanos colombianos.
© Days Edge Productions / WWF-US
Dona
Dona