¿El proximo diente de sable?

Posted on 29 octubre 2002

El leopardo de las nieves está en peligro de extinción tanto como el tigre, pero siendo de naturaleza tímida, se mantiene fuera de la vista y además, es olvidado. Los delegados de CITES de 160 países se reunirán la semana próxima en Chile para tomar decisiones críticas que podrían decidir el destino de algunas de las especies más raras del mundo. No deberán ignorar al leopardo de las nieves sólo por la falta de conocimiento que existe sobre su condición.
No es sorprendente que los delegados a la reunión de la CITES, a realizarse la semana próxima en Santiago de Chile discutan sobre tigres, ballenas y elefantes — son bien conocidas las condiciones de estas especies y la posibilidad de su extinción. Pero muy pocas personas están familiarizados con otro animal que igualmente se encuentra en riesgo. Un hermoso gato grande que habita las altas montañas de Asia Central: el amenazado leopardo de las nieves (Uncia uncia). Su naturaleza evasiva y sus hábitats remotos — ubicados en lo alto de las montañas más formidables de Afganistán, Mongolia, Nepal, India, Bhutan y China — no solamente mantienen al leopardo de las nieves fuera de la vista de la gente sino que también es olvidado. Este animal es tan reservado que raras veces es visto por los habitantes de la región o siquiera por los pocos científicos dedicados a estudiarlo. Siendo tan tímido, es difícil que el leopardo de las nieves llegue a los ojos y corazones del público como otros grandes gatos asiáticos. Los tigres, por ejemplo, aparecen ampliamente en la cultura popular de todo el mundo, pues figuran en libros infantiles, revistas y filmes. Actualmente, para muchos niños es impensable un mundo sin tigres u otros animales amenazados. En contraste, las serias amenazas al reservado gato de los Himalayas raras veces se publicitan, por lo que su desaparición podría llegar con poca fanfarria. Esta conducta tal vez mantenga al leopardo de las nieves fuera de la vista del público, pero no fuera de peligro. Por su valiosa piel y huesos, son blanco principal de cazadores ilegales y comerciantes dispuestos a enfrentarse a las rigurosas e implacables montañas para matar a uno de los 3.500 a 7.000 leopardos que se estima quedan en la tierra. Irónicamente, el clamor del público por una mejor protección a los tigres ha ayudado a mermar el comercio de huesos de tigres y por ende ha aumentando la demanda de huesos del leopardo de las nieves y de otros gatos moteados, como sustitutos. En la última década fueron cazados casi 300 leopardos de las nieves para comercializarlos en el pequeño país de Kyrgysztan, solamente. El leopardo de las nieves está incluido en el Apéndice I de la lista de CITES, lo que significa que está prohibido el comercio con esta especie. Sin embargo, hay una seria falta de respeto a la ley. Un turista norteamericano que regrese a su casa con un abrigo de piel de leopardo de las nieves se arriesga a una posible multa de 25.000 dólares y dos años de cárcel. Los europeos están sujetos a penas parecidas. Pero dentro de Asia, las fronteras sin vigilancia y la capacidad limitada de imponer las leyes de CITES implica que, generalmente, no se detecta ni se castiga el comercio ilegal del leopardo de las nieves y otras especies silvestres. Por este motivo, el Fideicomiso Internacional del Leopardo de las Nieves y el WWF apoyará una resolución que se discutirá en la reunión de la CITES en Santiago de Chile. Esta Resolución pide a todos los miembros de la CITES que la conservación de leopardos de las nieves y otros grandes gatos asiáticos sea tema de prioridad. Específicamente la resolución exige que se suministre la necesitada ayuda financiera y técnica a los países en donde habitan estos felinos para detener su comercialización. Pero la esta resolución podría ser otra víctima de la falta de conocimiento. Muchos delegados de la reunión de la CITES a duras penas están conscientes de la situación en que se encuentra el leopardo. La opinión pública podría significar una diferencia crítica. Si se presentara a discusión una resolución pidiendo ayuda para detener el comercio de tigres y pandas, muchas personas sin duda exigirían a voz en cuello que el delegado de su país a la CITES apoye tal resolución. Pero hoy, cuando faltan apenas días para el comienzo de la conferencia, hay un silencio absoluto acerca del problema del leopardo. Este silencio podría extenderse mucho más allá de la sala de conferencia del CITES. George B. Schaller, notable naturalista, en alguna oportunidad escribió acerca de un futuro gris: “los picos seguirán perforando los solitarios panoramas, pero cuando se mate entre los riscos al último de los leopardos de las nieves desaparecerá una chispa de vida haciendo de las montañas piedras de silencio”. WWF y el Fideicomiso Internacional del Leopardo de las Nieves encabezan los esfuerzos en la venidera reunión de la CITES para que se alcen las voces requeridas para perforar ese silencio. (748 palabras) * Mingma Sherpa es Director del Programa Himalayo del WWF, y Brad Rutherford es Director Ejecutivo del Fideicomiso Internacional del Leopardo de las Nieves. Mayor información : CITES CITES — La Convención del Comercio Internacional de Especies de de Fauna y Flora Silvestre en Peligro de Extinción — es un acuerdo entre gobiernos para asegurar que el comercio internacional de especímenes de animales y plantas silvestres no constituya una amenaza a su supervivencia. Por medio de reglamentos de comercialización, CITES ofrece protección a más de 30.000 especies de plantas y animales y es uno de los tratados de conservación más antiguos (1975) más grandes y de más éxito. La duodécima reunión de la Conferencia de Interesados del CITES (COP12) La COP12 tendrá lugar en Santiago, Chile del 3 al 15 de noviembre. Los 158 estados que se adhieren a la CITES tomarán una serie de decisiones concernientes al comercio internacional de especies silvestres, incluyendo a la grandes gatos asiáticos, Merluza Negra de la Patagonia, elefantes, caoba, tiburones, tortugas carey, ciervo almizclero y muchos más. WWF trabajará con COP12 para obtener resultados positivos para estas especies. Para consultar las posiciones de WWF acerca de especies que se discutirán en la COP12, véase www.panda.org/species/cites. El trabajo del Fideicomiso Internacional del Leopardo de las Nieves y el WWF en la conservación del leopardo de las nieves El Fideicomiso Internacional del Leopardo de las Nieves tiene un número de proyectos acerca del leopardo dirigidos a proteger su hábitat, reducir el conflicto entre las comunidades locales y los leopardos, y despertar la conciencia del público acerca de la situación del animal. Uno de estos proyectos, que cuenta con el apoyo del WWF, lo llevan a cabo las Empresas Irbis en Mongolia. A cambio de recibir entrenamiento y equipo para la producción de artesanías tradicionales, la gente firma un convenio de no cazar ilegalmente a los leopardos de la nieve ni las especies de los que se alimentan, y practicar crianza con responsabilidad. WWF también trabaja para conservar y manejar en forma sostenible la biodiversidad y el enorme terreno donde habita el leopardo de las nieves, especialmente en tres distintas ecorregiones: los bosques de Altai-Sayan Montane, la Estepa Daurian, y los ríos y ecorregiones de humedales del lejano oriente ruso. Estas ecorregiones forman parte de las 200 ecorregiones globales del WWF — un catálogo global con base científica de los hábitats biológicos más sobresalientes y las regiones en donde el WWF concentra sus esfuerzos.
Snow leopard (Uncia uncia) — as endangered as the tiger but not as well known.
© WWF / KLEIN & HUBERT
Dona
Dona