¿Cómo viven los pobladores de un área protegida? | WWF

¿Cómo viven los pobladores de un área protegida?

Posted on 18 noviembre 2017
Cabo Manglares, Bajo Mira y Frontera
© Cristhian García / Parques Nacionales Naturales
Con la declaratoria de Cabo Manglares, Bajo Mira y Frontera como Distrito Nacional de Manejo Integrado no solo se garantiza que las comunidades de esta región puedan seguir aprovechando los recursos naturales de una manera sostenible, también se conservan sus tradiciones y raíces, tan arraigadas al territorio, para las futuras generaciones.
 
Por: Andrea Maussa Acuña
 
A sus 65 años Hernando Montaño ya no se preocupa tanto por su futuro. Ahora, pensar en qué le aguardará a sus hijos y nietos ocupa gran parte de su tiempo y su corazón. Es uno de los líderes más reconocidos entre las comunidades afrodescendientes de Cabo Manglares que viven en la punta este de Colombia, en la zona rural del departamento de Nariño, desde tiempos ancestrales.
 
El territorio y el aprovechamiento de actividades extractivas a pequeña escala -que representan el sustento para las comunidades de la región- han sido la herencia que se ha mantenido de generación en generación. Hernando- quien luego de 35 años de trabajar junto a sus vecinos para mejorar las condiciones de vida en sus veredas- considera que el mejor legado que puede dejarle a su familia es una tierra sana y productiva.
 
Sus ingresos provienen de la comercialización de plátano y yuca, principalmente. Es uno de los fundadores del Consejo Comunitario Bajo Mira y Frontera, y miembro del Consejo de mayores que agrupa 53 veredas y del que hacen parte al menos 2.000 de los 10.000 pescadores que se estima viven de esta actividad en la región.
 
Aunque no se ha dedicado a la pesca o a extraer madera, ni ha sido ‘conchero o pianguero’ (como se les llama a las personas que extraen piangua de los manglares en la costa pacífica colombiana), Hernando ha notado el deterioro de los ecosistemas que lo rodean.


© Cristhian García / Parques Nacionales Naturales
 
“El río (Mira) ya no es lo que era. Aquí hay que recuperar lo que se ha perdido. Todos somos conscientes de que es necesario capacitarnos para aprender a manejar nuestros recursos de manera distinta y en eso hemos estado trabajando durante todo este proceso”, comenta Hernando.
 
Con un tono de preocupación manifiesta que no solo se ha perdido bosque, porque durante décadas se ha extraido madera sin preocuparse mucho por la conservación de estos ecosistemas. También ha disminuído la recolección de jaiba, cangrejos y pianguas, entre otras especies fundamentales en la dieta alimentaria de los habitantes de la costa nariñense.
 
Las ‘concheras o piangueras’, un oficio al que tradicionalmente se dedican las mujeres, ahora solo recolectan 100 de estos moluscos de conchas negras (similares a la almeja) y eso si es un buen día de recolección. Antes extraían entre 300 y 400 pianguas que generalmente se comercializan en Ecuador.
 
Los bosques son la vida de uno. De ahí sacamos todo lo que necesitamos para sobrevivir, de nuestros manglares también –cuenta Hernando- antes se veian especies como conejos, venados, pavas de monte que hoy ya no son frecuentes. Queremos recuperar lo que teníamos y así esperamos que pase con esta nueva área protegida”.
 

© Cristhian García / Parques Nacionales Naturales


Abat Palacios, de 74 años, también hace parte del Consejo Comunitario de estas veredas. Su situación laboral la define “en constante rebusque”, pero durante mucho tiempo fue pescador. Dos de sus cuatro hijas son piangueras y coincide con Hernando en que el nuevo Distrito Nacional de Manejo Integrado (DNMI) que protegerá a Cabo Manglares, Bajo Mira y Frontera es la oportunidad para establecer una nueva relación, una más sostenible con el medio ambiente.
 
Después de muchas conversaciones, de concertar con las comunidades y de analizar que nuestros recursos y actividades económicas no estuvieran en peligro aceptamos este pacto con el gobierno. Creemos que se garantizarán nuestra cultura, nuestra ancestralidad y nuestro territorio”, comentó Abat.
 
Hoy no solo Hernando y Abat comprenden que como habitantes, beneficiarios y usuarios de los ecosistemas tienen grandes responsabilidades en la protección de su entorno. Las comunidades son cada vez más conscientes de que el manejo sostenible de los bosques, la tala de mangle bajo condiciones específicas, respetar la época de veda de ciertas especies y la pesca con mayas de cuatro, en vez de dos, hileras son algunas de las condiciones fundamentales para la subsistencia de sus tierras y para su seguridad alimentaria y económica.
 
La nueva área protegida en el Pacífico
 
A partir de hoy, 190.282 hectáreas en la cuenca transfronteriza de la cuenca Mira-Mataje que comparten Colombia y Ecuador, está protegidas. Una garantía de que este territorio, lugar de reproducción de especies como la ballena yubarta (Megaptera novaeangliae), y que alberga playas donde anidan las tortugas Negra, Golfinay Laúd, además de ser el hábitat identificado de 20 especies de aves, 12 de reptiles y 22 de mamíferos, perdurará para las futuras generaciones.
 
El proceso de consulta previa con las comunidades en Tumaco inició en 2015. Después de pasar por un proceso de evaluación sobre la figura de protección más pertinente, se llegó a un acuerdo con las comunidades.
 
Así se definió que la mejor categoría para conservar esta zona de pesca industrial, artesanal, tradicional y de subsistencia para la comunidad, que además es un corredor natural esencial para la conectividad y protección junto con los manglares de Ecuador, era el DNMI.
 
Esta categoría asegura que los habitantes de la región, entre ellos los que forman parte del Consejo Comunitario Bajo Mira y Frontera, continuarán sus actividades de aprovechamiento y uso sostenible de los recursos para su sustento, bajo los acuerdos de todos los involucrados en la declaratoria.

--------
 
¡Únete como donante a WWF!​
 
Sabemos que te preocupa el medio ambiente, por eso, te invitamos a ser parte de la comunidad panda, donando desde $ 1.200 pesos diarios para proteger nuestra increíble riqueza natural: especies, bosques, océanos, agua dulce; buscar soluciones al cambio climático y asegurar nuestra alimentación. Haz clic aquí juntosesposible.wwf.org.co
 
-------

Suscríbete a nuestro boletín de noticias:
 
Recibirás información sobre nuestros proyectos y campañas.

 

* indicates required
Acepto la política de privacidad *
Cabo Manglares, Bajo Mira y Frontera
© Cristhian García / Parques Nacionales Naturales Enlarge
Dona
Dona