Encuentro comunitario por dos ríos | WWF

Encuentro comunitario por dos ríos

Posted on 26 abril 2017
Durante el primer foro local acerca de las cuencas de los ríos Frío y Sevilla, vitales para el departamento de Magdalena.
© Tatiana Rodríguez / WWF-Colombia
No todos los días se reúnen, bajo un mismo techo, aquellos entes e individuos más relevantes para la gobernanza del agua en toda una región colombiana. Esto fue lo que ocurrió durante el primer foro local acerca de las cuencas de los ríos Frío y Sevilla, vitales para el departamento de Magdalena.
 
La Sierra Nevada, con sus 5.700 m.s.n.m., y a solo 42 km del mar Caribe, es el complejo montañoso litoral más alto del mundo y, a la vez, la fuente hídrica que surte a toda una región aguas abajo. En ella nacen los ríos Frío y Sevilla, que son los responsables del 40 % del agua que llega a la Ciénaga Grande y, por ende, los abastecedores para el consumo humano y para las actividades agrícolas de los municipios de Zona Bananera y Ciénaga, principalmente.
 

Ciénaga Grande de Santa Marta

Para muchos de sus habitantes, el día comienza a las 4:00 a.m., o incluso antes: levantarse, hacer desayuno y dejar el almuerzo listo, irse a las labores… La vida del campo empieza antes de que el sol despunte sobre la Sierra. Pero en la mañana del viernes 31 de marzo, algunos “agarraron camino” para el corregimiento de Río Frío, en Zona Bananera. Tenían una cita con el agua.
 
El primer foro
 
A las 9:00 a.m., y después de recorrer a pie y en bus trayectos de hasta cuatro y cinco horas, llegó un centenar de personas provenientes de diversas poblaciones de la región al Primer Foro Local de Cuenca ‘Hacia una gobernanza del agua en las cuencas de los ríos Frío y Sevilla’. En esta región, como en muchas zonas de Colombia, la gente está cada vez más preocupada por el recurso hídrico. Su escasez o exceso han dejado graves consecuencias en las últimas semanas en varios puntos del país.


 
El propósito de este evento fue promover un intercambio y reflexión entre líderes comunitarios de las cuencas y los sectores productivos del banano, la palma y el café, junto con entidades gubernamentales, para identificar y acordar acciones de conservación y uso sostenible de las cuencas que beneficien a las comunidades locales.
 
La Plataforma
 
El evento fue liderado por la Plataforma de Cooperación y Custodia del Agua, una iniciativa que surgió en 2015, como estrategia para contribuir al mejoramiento de la calidad de vida y mitigación del cambio climático, a través de la acción colectiva y el conocimiento de riesgos e impactos hídricos en el territorio.
 
Para ello, reúne organizaciones gubernamentales, del sector privado y de la sociedad civil en torno a la gobernanza del agua. Su secretaría técnica reside en la autoridad ambiental Corpamag y en Fundebán, y cuenta con el apoyo de Asoriofrío y Asbama. WWF-Colombia y GSI son sus facilitadores.
 
Actualmente, la Plataforma vincula a 15 instituciones públicas y privadas, pero quiere articular a muchos más actores, entre ellos a las organizaciones locales y comunitarias de las cuencas altas, medias y bajas de los ríos Frío y Sevilla.
 
Los resultados
 
Nayler Reátiga, funcionario de Corpamag, dio la bienvenida a los cien asistentes que se congregaron en el Centro de Desarrollo del corregimiento de Río Frío. Le siguió María Fernanda Molina, profesional de Parques Nacionales Naturales, quien presentó la problemática ambiental de las cuencas y la necesidad de articulación que busca atenderse con la Plataforma.


 
Les siguieron breves exposiciones de entidades invitadas a compartir sus experiencias y apuestas en torno a políticas, mecanismos e incentivos para la conservación del agua. Luego vino el panel con estos expositores, en el que también líderes de las comunidades locales formularon preguntas y expresaron sus visiones frente a los desafíos del agua en la región y sus consecuencias.
 
“Durante mucho tiempo el agua ha sido vista como un bien, pero en realidad es una necesidad y ese enfoque sobre cómo asumir el recurso hídrico es el que puede hacer la diferencia a la hora de su gestión y conservación”, dijo Luz Hicela Mosquera, directora de Gestión Integral del Recurso Hídrico del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, refiriéndose al manejo del agua en el país.
 
Al respecto de la participación comunitaria, Pedro Moreno, director del Fondo de Agua por la Vida y la Sostenibilidad, destacó que las mismas comunidades deben convocar a las instituciones del Estado y al sector privado, para generar y financiar acciones de conservación de las cuencas. “Se necesita de la participación del municipio y el departamento, como autoridades territoriales, en este tipo de procesos. Pero todos y todas tenemos responsabilidad sobre el agua. No solo las autoridades e instituciones. Debemos trabajar todos juntos”.
 
Por su parte, Francisco Alberto Galán, director del Fondo Patrimonio Natural expresó que, a pesar de todos los esfuerzos que se hagan en estos espacios, lo importante es la articulación de todos los actores, “sin olvidar la diferencia entre lo que es voluntario y lo que es obligatorio. No se pueden reemplazar la institucionalidad con este tipo de mecanismos o procesos”.


 
Al final, Carmen Candelo, directora de Gobernanza y Medios de Vida de WWF-Colombia y moderadora del panel, concluyó con los requisitos para consolidar la gobernanza del agua en la región: “Primero, se necesita información y conocimiento disponible sobre el estado de las cuencas y sus pobladores para fortalecer la toma de decisiones. Además, se requiere de la participación activa de las comunidades, ‘no esperar a que nos llamen’, sino acudir y sentarnos a conversar”. A esto se le suma la articulación de los diferentes sectores en torno al agua como propósito común, la cual se refleje en alianzas que generen acciones para atender los desafíos de su conservación y uso sostenible.
 
¿Y ahora qué sigue?
 
Luis Orozco –‘don Luis’-, es un pescador de la Ciénaga Grande y representante legal de Apopesca, una organización comunitaria. Para él, “hay que llamar la atención de aquellos que están por fuera [de la Plataforma], porque la gobernanza tiene sentido en la medida en que todo el que llegue aporte recursos, este es un compromiso de todos”.

 

WWF-Colombia y GSI realizaron un estudio sobre riesgos y oportunidades hídricas. “En una escala de 0 a 5, el riesgo que afrontan las cuencas de los ríos Frío y Sevilla es de nivel alto (3,9), reflejado en la escasez o exceso de agua y los impactos sobre el complejo de los ecosistemas de la Sierra y la Ciénaga”, comentó Milena Zapata, Especialista Intersectorial en Gobernanza de WWF-Colombia, respecto a esta investigación.
 
Ejemplo de ello son el fenómeno de La Niña 2010-2011, que dejó a su paso 20.000 hectáreas inundadas en la región, con pérdidas de hasta USD 13 millones. Así como los estragos de El Niño en 2014 que dejó pérdidas de USD 10 millones, por la escasez de agua que afectó cultivos como el banano.
 
La falta de infraestructura de acueducto y saneamiento básico, la dependencia de aguas subterráneas, y la sobreexplotación de los acuíferos para el riego de cultivos también son amenazas para el recurso hídrico. A esto se le suman la falta de presencia institucional y de control sobre acciones como la tala, la quema, y la contaminación.
 
En ese sentido, el estudio identificó a la Plataforma de Cooperación y Custodia del Agua como una oportunidad para articular y dirigir efectivamente los esfuerzos que permitan, por ejemplo, brindar asistencia técnica a pequeños productores para migrar al riego tecnificado, reducir pérdidas en canales de riego, e impulsar obras de acceso a agua potable y saneamiento básico en la región.
 
Después del foro, los líderes de las comunidades están motivados para la acción. Por ello, don Luis recuerda uno de los compromisos de los talleres previos: “Ya se ha hecho un buen trabajo en estudios sobre custodia del agua. Hay que entrar, ahora sí, a la parte práctica. Nosotros en las comunidades estamos dispuestos a poner todo lo que esté en nuestro empeño, para ver recuperado el ecosistema. Todas las familias dependen de esto. Aquí no hay empresa. Esta es la única ‘empresa’ que tiene la gente para vivir”. Para don Luis, “el foro ha sido para encontrarnos”. Ahora, con la Plataforma “la idea es que todos jalonen para el mismo lado”.



 --------- 

Desde $ 1.000 pesos diarios puedes aportar para proteger nuestra increíble riqueza natural: especies, bosques, océanos, agua dulce; buscar soluciones al cambio climático y asegurar nuestra alimentación. Hazlo en juntosesposible.wwf.org.co

Suscríbete para recibir más información de WWF-Colombia

* indicates required
/ / ( dd / mm / yyyy )
Acepto la política de privacidad *
Durante el primer foro local acerca de las cuencas de los ríos Frío y Sevilla, vitales para el departamento de Magdalena.
© Tatiana Rodríguez / WWF-Colombia Enlarge
Dona
Dona