WWF insta a dirigentes pesqueros a reducir capturas del atún aleta azul del Pacífico | WWF

WWF insta a dirigentes pesqueros a reducir capturas del atún aleta azul del Pacífico

Posted on 14 julio 2014
Pescador con pesca de atún
© WWF / Jürgen Freund
La sostenibilidad a largo plazo de la pesquería del atún aleta azul del Pacífico sólo puede garantizarse siguiendo la ciencia y reduciendo a la mitad los límites de captura. Este es el mensaje que WWF dará a las dos Organizaciones Regionales de Ordenación Pesquera (OROP), que cubren el Pacífico.

Los 21 miembros de los países y la Unión Europea que conforman la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT) reunidos la próxima semana en Lima, Perú deberán abordar la realidad de que la población reproductora del atún aleta azul del Pacífico ha disminuido 96% en comparación con los niveles cuando no se explotaba su pesca. Asimismo, preocupa el hecho de que el 90% de las especies capturadas son peces juveniles que aún no se han reproducido. El consejo de los expertos del Comité Científico Internacional (ISC) en términos del nivel de sobrepesca del atún aleta azul del Pacífico deberá presentarse también ante la Comisión de Pesca del Pacífico Central y Occidental (WCPFC) en Samoa este próximo diciembre.

Japón, México, Estados Unidos y Corea del Sur son los principales países que pescan el atún aleta azul del Pacífico, mientras que el principal mercado es Japón.

"Las medidas de gestión en el Pacífico Oriental y el Pacífico Occidental y Central son totalmente insuficientes para preservar la población del atún aleta azul del Pacífico. Es necesario reducir las capturas en 50%, además de establecer estrictas medidas que protejan a los juveniles para asegurar la sostenibilidad a largo plazo de esta pesquería", afirmó Pablo Guerrero, Coordinador del Atún del Océano Pacífico Oriental para la Iniciativa de Pesca Inteligente de WWF (Smart Fishing Initiative).

En junio del 2012 la Comisión Interamericana del Atún Tropical estableció por primera vez una cuota para la captura del atún en el Pacífico Oriental. El año pasado, la CIAT determinó que las capturas comerciales en el Pacífico Oriental no deberían exceder 5000 toneladas métricas en el 2014, pero únicamente una reducción drástica de esta cuota podría ayudar a recuperar la biomasa del atún aleta azul del Pacífico.

"Los delegados a la reunión de Lima deben acordar un límite de captura de 2750 toneladas métricas para ser consistentes con la recomendación de ISC de reducir al 50% las capturas", indicó Guerrero.

Para la pesca del atún en general, WWF destaca "un claro exceso de la capacidad pesquera en el Pacífico Oriental, lo cual socava el rendimiento económico de la flota y si no se controla adecuadamente, puede conducir a la sobrepesca de las principales poblaciones de atún". WWF hace un llamado a la CIAT para desarrollar un plan urgente de reducción a fin de cumplir con los niveles de capacidad de la pesca de los buques cerqueros establecidos en el Plan de Gestión de la Capacidad Regional del 2005, dado que los niveles registrados de capacidad actual exceden dichos límites por más de un tercio.

"Esperamos que los pescadores de atún del Océano Pacífico reconozcan es necesario abordar el problema de demasiados barcos tras muy pocos peces y así evitar medidas de gestión más draconianas como tener que ampliar las zonas y estaciones de veda", añadió Guerrero.

La CIAT debería también adoptar medidas de conservación para reducir la mortalidad de los tiburones sedosos con el fin de recuperar las poblaciones de estos tiburones en el OPO, y prohibir totalmente la extracción de aletas en el mar y exigir que los tiburones sean descargados a tierra con sus aletas intactas y unidas naturalmente. Los miembros de la CIAT deberían adoptar las recomendaciones científicas sobre mejores prácticas para el manejo de las mantas rayas a bordo de los buques cerqueros.

Otras medidas para que la pesca de atún sea más sostenible incluyen: número de identificación obligatorio de la OMI (Organización Marítima Internacional) para todos los buques cerqueros y palangreros de más de 20 metros de eslora que operan en la zona de la Comisión para monitorear y controlar la capacidad de pesca existente; proporcionar datos adicionales sobre el movimiento de los FADs (Fish Aggregated Devices) a la Comisión, y marcar e identificar dichos dispositivos. Finalmente, las flotas pesqueras utilizando FADs deben evitar desplegar debajo del barco cualquier material que ocasione enredo con el fin de reducir la captura incidental de tortugas marinas y tiburones.

El atún es una de las pesquerías más valiosas del Océano Pacífico Oriental, sosteniendo una industria multimillonaria de la cual dependen decenas de miles de personas y que contribuye al crecimiento económico y al desarrollo social de la región. "Es vital que los estados miembros de la CIAT amplíen su compromiso con la gestión responsable necesaria para lograr poblaciones sostenibles del atún al tiempo que se garantiza una población de tiburones sana y de largo plazo", agregó Pablo Guerrero. 
Pescador con pesca de atún
© WWF / Jürgen Freund Enlarge
Dona
Dona