Colombia se enfrenta a grandes retos para no seguir perdiendo su biodiversidad | WWF

Colombia se enfrenta a grandes retos para no seguir perdiendo su biodiversidad

Posted on 22 mayo 2014
Una ballena jorobada rompiendo el agua
© Florian Schulz/© 2009 Florian Schulz / WWF-US
Colombia es un país privilegiado por su diversidad biológica. En su territorio nacional se concentra aproximadamente el 10% de la biodiversidad mundial a pesar de que su territorio no representa sino el 0,22% de la proporción terrestre global. Esta característica hace que sea considerado uno de los 14 países mega diversos, llamados de esta forma por tener el 70% de la biodiversidad mundial y por tener intereses afines. Colombia le debe gran parte de su biodiversidad a sus bosques: en ellos viven millones de especies y se producen los servicios eco-sistémicos que necesitamos para sobrevivir.

Sin embargo, debido a la deforestación y a la transformación no sostenible del territorio, Colombia ha ido perdiendo su biodiversidad a un paso alarmante. Actualmente se deforestan aproximadamente 300.000 hectáreas de bosque al año, lo que equivale al departamento de Risaralda. Las causas principales de la deforestación son la expansión de la frontera agropecuaria, los cultivos ilícitos, la colonización y el desplazamiento de poblaciones, los proyectos de infraestructura, la minería, la extracción de madera legal e ilegal y los incendios forestales.

Pero entre todas estas la ganadería es la que ha tenido un mayor impacto en el cambio de la cobertura del suelo. En tan solo cincuenta años Colombia pasó de tener 14,6 millones a 39 millones de hectáreas dedicadas a esta actividad.

La deforestación acelera la pérdida de la biodiversidad, afecta el ciclo del agua, erosiona los suelos, degrada los bosques y además contribuye el cambio climático. En América Latina la principal causa de emisiones de gases efecto invernadero es la deforestación.

En Colombia, la pérdida de los bosques está directamente relacionada con los motores para el crecimiento económico de Colombia consolidados en el Plan Nacional de Desarrollo. Esto hace que sea fundamental una armonización entre la regulación ambiental y las políticas públicas encaminadas al desarrollo, ya que de no ser así el crecimiento económico podría resultar a costas de los bosques y la biodiversidad.

Hoy se celebra el Día Internacional de la Diversidad Biológica y este mes se publicó el V informe de biodiversidad de Colombia. En él se analiza el estado de la biodiversidad y de los servicios de los ecosistemas en el país y se exponen los principales retos que enfrenta la conservación de la diversidad biológica. Según el informe, hace falta que los sectores productivos tengan en cuenta criterios de biodiversidad en su planeación, no son suficientes los mecanismos de participación ciudadana en la gestión ambiental, hay conflictos ambientales sin resolver en cuanto a los territorios protegidos, los recursos presupuestales para la gestión ambiental han ido disminuyendo desde finales de los noventa, no hay criterios de sostenibilidad establecidos para la pesca, no existe una valoración integral y completa de la biodiversidad y de los valores culturales, hay una fragmentación de la gestión ambiental en las instituciones encargadas, entre otras problemáticas a las cuales se enfrenta el país.

Colombia está frente a grandes retos para no seguir perdiendo su biodiversidad. El desarrollo económico no debería seguir teniendo lugar sin contar con criterios de biodiversidad. Actualmente, el foco de desarrollo agroindustrial está centrado en la Orinoquía, una eco-región que se caracteriza por sus sabanas naturales, sus humedales y sus grandes superficies inundables. Si no se toman las medidas necesarias para garantizar la sostenibilidad del desarrollo sectorial se podría afectar gravemente uno de los ecosistemas que se encuentran en mejor estado en el país.

Afortunadamente ya hay iniciativas innovadoras, como la de proteger el río Bita , que buscan asegurar la conservación de la biodiversidad de esta eco-región del país. Hoy hay que celebrar por la riqueza natural colombiana y reflexionar sobre la importancia de conservarla, pues dependemos de sus servicios ecosistémicos para nuestra subsistencia.

Si quiere conocer en más detalle el estado de la diversidad biológica del país lea el V Informe nacional de biodiversidad de Colombia visitando este enlace.
 
Una ballena jorobada rompiendo el agua
© Florian Schulz/© 2009 Florian Schulz / WWF-US Enlarge
Oso de anteojos (Tremarctos ornatus). Su hábitat forestal está desapareciendo rápidamente.
© WWF / Edward PARKER Enlarge
Jaguar en un árbol en el Pantanal, Brasil.
© Y.-J. Rey-Millet / WWF Enlarge
Delfín rosado del Río Amazonas
© naturepl.com / Mark Carwardine / WWF Enlarge
Dona
Dona