El río Bita, primera iniciativa para proteger flujos ecológicos | WWF

El río Bita, primera iniciativa para proteger flujos ecológicos

Posted on 05 mayo 2014
Vista panorámica del río Bita
© Colombia Reports
“Los colombianos usualmente tomamos medidas cuando los hechos ocurrieron y ya es demasiado tarde. En este caso estamos tratando de inventar medidas antes de que presenten los problemas”, dijo Luis Germán Naranjo, director de Conservación de WWF Colombia. Se refería a la iniciativa para proteger el río Bita que se firmó el pasado 24 de abril por, el Instituto Alexander Von Humboldt, la Fuerza Naval del Oriente, Parques Nacionales, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), la Gobernación del Vichada, Corporación Autónoma Regional de la Orinoquía (Corporinoquía) y fundaciones ambientales como Orinoquia, Palmarito y Omacha

La idea de proteger el río surgió a partir de un recorrido por el río Meta que organizó el instituto Von Humboldt el año pasado en el que se elaboró una radiografía de la Orinoquía. El río Bita nace y muere en esta región, que se ha convertido en el nuevo polo de desarrollo agroindustrial del país. Tiene una extensión de 450 kilómetros, no tiene influencia andina y es uno de los ríos mejor preservados de Colombia. Prácticamente está intacto: ha sido catalogado como una de las afluentes “más saludables y biodiversas de Colombia”.

Es una medida revolucionaria pues por primera vez se está pensando en conservar flujos ecológicos en medio de un escenario de desarrollo. “Es una figura que va mucho mas allá de un área protegida convencional que por lo general es más insular”, afirmó Naranjo. Sin embargo, la iniciativa aún está por desarrollarse.

Hasta el momento es un acuerdo de voluntades de diferentes actores del Estado y de la sociedad civil que han sido visionarios y que quieren proteger este río antes de que sufra el destino de otros afluentes del país, como el Bogotá o el Magdalena. Uno de los retos es pensar cómo formalizar esta iniciativa para que se vuelva vinculante y realmente opere como una figura de conservación.

Por el momento se han definido estrategias para la protección del río. Entre ellas, desarrollar una línea investigativa para profundizar el conocimiento sobre el estado del río, implementar una campaña de comunicación para dar a conocer al público el alcance de esta iniciativa y mantener el acuerdo social, entre otras. Una vez se lleven a cabo los estudios, el Incoder y los Ministerios deben suscribir un acuerdo de conservación. Fernando Trujillo, director de la fundación Omacha, le dijo a El Tiempo que se espera tener estos acuerdos en un año y medio.

Esta iniciativa de conservación no tiene precedentes en el país. Busca proteger un río que aún no tiene amenazas directas pero que no demora en sufrir la presión del desarrollo agroindustrial. Proteger el río antes de que sea demasiado tarde es una medida para que el desarrollo se haga de la manera más ambientalmente amigable posible.
 
Vista panorámica del río Bita
© Colombia Reports Enlarge
Documento de la alianza para la protección del río Bita
© WWF-Colombia Enlarge
Río Bita
© Alberto Castaño Enlarge
Esta iniciativa de conservación no tiene precedentes en el país
© Fundación Omacha Enlarge
Dona
Dona