La cuenca del río Guiza, un ejemplo a seguir | WWF

La cuenca del río Guiza, un ejemplo a seguir

Posted on 24 abril 2014
Río Guiza
© Alcaldía de Ricaurte, Nariño
En un territorio fronterizo y multicultural, diferentes grupos étnicos y el gobierno se ponen de acuerdo sobre un tema fundamental para la vida humana: el agua. El ordenamiento de la cuenca de Guiza, ubicada en el departamento de Nariño, es un caso modelo para el país por haber sido exitoso trabajar conjuntamente con grupos étnicos e indígenas en la planeación de la cuenca hidrográfica.

Ordenar las cuencas es fundamental para asegurar la disponibilidad de agua. Más de la mitad de la población mundial depende de las cuencas para beber, producir alimentos y generar electricidad. “El río Guiza significa la vida para la gente”, afirmó Carmen Candelo directora de Gobernanza de WWF, quien ha seguido paso a paso el proceso de ordenamiento. “Esta zona es tan rica en agua que parece que las montañas lloraran”.

Las comunidades fueron las que promovieron el ordenamiento de la cuenca de Guiza. Antes, los desperdicios de las actividades agropecuarias se iban al río. No había una deposición de basura organizada y la gente estaba preocupada por la contaminación de las fuentes de agua. De ahí surgió la necesidad de hacer un conversatorio de acción ciudadana en 2006. El conversatorio es un mecanismo de participación democrática en el que se reúne la ciudadanía y el gobierno para generar acuerdos, en este caso, sobre el agua. Uno de los resultados más significativos del conversatorio fue el compromiso de ordenar la cuenca.

Establecer el manejo y planeación de una cuenca no es tarea fácil. Hay que involucrar a todas las comunidades interesadas y articularlas con los instrumentos de planeación. Es decir, hay que volver compatibles la cosmovisión de las comunidades con los planes institucionales. “Lo importante es equilibrar el aprovechamiento de los recursos naturales y su conservación”, dijo Oscar Tosse, funcionario del Ministerio de Ambiente.

En Colombia los casos de ordenamiento con participación de las comunidades son escasos. El de la cuenca de Guiza fue el primero en involucrar a comunidades indígenas en Nariño. Además probó ser exitoso en integrar a las comunidades negras, campesinas y las etnias indígenas Awa. Por esa razón fue que el Ministerio de Ambiente lo escogió como uno de los cinco Planes de Manejo de Ordenamiento de una Cuenca (POMCA) modelos para el país.

El ordenamiento de cuencas en el país sigue en una fase embrionaria. Según Tosse, hasta ahora se han ordenado alrededor de 115 cuencas de las 411 que hay en el país. Falta mucho por recorrer y el ejemplo de la cuenca de Guiza va a cobrar más y más importancia porque reconoció exitosamente el papel que tienen las comunidades en el proceso de ordenamiento. Como afirmó Candelo de WWF: “Guiza fue un ordenamiento que se logró a partir del diálogo”.
 
Río Guiza
© Alcaldía de Ricaurte, Nariño Enlarge
Dona
Dona