La Asamblea General de la ONU, el inicio de la discusión en un año crítico para el planeta | WWF

La Asamblea General de la ONU, el inicio de la discusión en un año crítico para el planeta

Posted on
19 septiembre 2019
Nueva York, Estados Unidos (19 de septiembre de 2019) - Con los incendios forestales en curso en Brasil, Paraguay, Angola, Indonesia, Rusia y muchos otros países del mundo, y las marchas climáticas previstas para mañana en docenas de ciudades, las crisis medioambientales están recibiendo atención mundial sin precedentes antes de la sesión 74 de la Asamblea General de la ONU.
 
Nuestro planeta está en crisis. Desde 1970, las poblaciones de vida silvestre han disminuido en promedio un 60%, mientras que el impacto de la humanidad y la sobreexplotación de los recursos naturales ha crecido exponencialmente. Las consecuencias para las personas ya son visibles a través del aumento de incendios, inundaciones y las condiciones climáticas extremas. La ciencia nos dice que, sin una acción urgente, solo empeorarán.
 
WWF y varios actores destacan la oportunidad única que los líderes mundiales tienen ahora para corregir el curso. El año que viene, se renegociarán los tratados internacionales clave, incluidos los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la Convención de la Naturaleza y el Acuerdo Climático, lo que representa una oportunidad crucial para impulsar la sostenibilidad en el corazón de los sistemas políticos, económicos y sociales.
 
Pedimos un Nuevo y ambicioso Acuerdo para la Naturaleza y las Personas, diseñado para unir múltiples esfuerzos y salvaguardar el futuro.Los líderes deben llegar a esta Asamblea General preparados para respaldar estos esfuerzos. Su acción específica ahora es esencial para generar un futuro sostenible y con economías prósperas.
 
El director general de WWF-Internacional, Marco Lambertini, aseguró al respecto que “la Asamblea General de la ONU es una oportunidad vital para enfocar la atención global en la emergencia ambiental que enfrentamos. La ciencia es clara: ‘la estrategia de siempre’ no es una opción si queremos salvaguardar nuestro futuro. Nuestra trayectoria actual está desestabilizando el clima y empujando a la naturaleza al borde del precipicio. En esencia, amenaza nuestra propia supervivencia”.
 
“Los líderes que se reúnen en Nueva York tendrán en 2020 la oportunidad de asegurar un futuro sostenible para las personas y la naturaleza. Las decisiones que tomen en el próximo año continuarán teniendo impactos en las próximas décadas, y todos dependemos de que usen esta oportunidad sabiamente. Ahora deben señalar su compromiso de incluir la biodiversidad en el centro de los tratados internacionales el próximo año…Nuestras crisis climáticas y de biodiversidad no pueden abordarse solas: están interrelacionadas y combatirlas es fundamental para la prosperidad y el bienestar de los seres humanos".
 
WWF está convocando una reunión de líderes mundiales el lunes 23 de septiembre, en la noche de la Cumbre de Acción Climática, para discutir la emergencia ambiental que enfrenta el mundo y pedir que se haga una Declaración de Emergencia para la Naturaleza y las Personas en la 75ª Asamblea General de la ONU el año que viene.
 
Los esfuerzos para responder a nuestras crisis ambientales solo pueden tener éxito si abordan su naturaleza interconectada. El último reporte de la Plataforma Intergubernamental Científico-normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), publicado en mayo de 2019, y el Informe Especial sobre Cambio Climático y Tierra del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), publicado apenas el mes pasado, refuerzan la comprensión de que los esfuerzos para combatir la pérdida de la naturaleza, abordar el cambio climático y cumplir con los ODS deben ir de la mano.
 
2020 es un año crucial para el medio ambiente, donde los líderes tendrán la oportunidad de comprometerse a apoyar una decisión firme para la Naturaleza & las Personas en la Asamblea General de la ONU, así como fortalecer significativamente el Convenio sobre la Diversidad Biológica y definir su plan de acción de diez años, acordando nuevos tratados de gubernabilidad sobre los océanos del mundo, para prevenir la contaminación por plásticos y para fortalecer las metas clave de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
 
WWF destaca el papel de los actores no estatales para garantizar que la naturaleza se restablezca para 2030. La próxima semana se lanzará una nueva coalición de negocios: Business for Nature, donde empresas de todo el mundo pueden unirse para pedir un Nuevo Acuerdo para la Naturaleza y las Personas, además de comprometerse con medidas más fuertes para alcanzar la sostenibilidad en sus prácticas comerciales.
Dona
Dona