La Amazonia y otros bosques de Suramérica siguen en llamas | WWF

La Amazonia y otros bosques de Suramérica siguen en llamas

Posted on
18 septiembre 2019
Parte de la Amazonia en Brasil lleva más de 40 días ardiendo y, de manera paralela, importantes ecosistemas de Bolivia y Paraguay también han enfrentado incendios de los que poco se habla. ¿Qué ha pasado desde que empezaron las llamas y cómo están estos ecosistemas hoy? WWF hace un recuento de los momentos y temas más relevantes relacionados con esta emergencia global que continúa y que requiere acciones inmediatas.

 
La emergencia por los incendios, más allá de la tendencia en redes sociales


 Imagen de la NASA
 
El 21 de agosto los incendios en la Amazonia fueron el tema más comentado en Twitter, con más de un millón de mensajes publicados por los usuarios, que lo ubicaron en el primer lugar de tendencias globales. La emergencia logró que celebridades, usuarios de redes sociales, medios, ONG y Gobiernos alzaran la voz, pero con el paso de los días el tema ha dejado de ser noticia. Esta emergencia ambiental aún necesita nuestra atención, pues las llamas no sólo se han reactivado en zonas forestales de Paraguay, como ocurrió este fin de semana, por ejemplo, sino que son una alerta sobre el enorme riesgo que corre el bosque tropical más grande del planeta.

 

Los incendios en la Amazonia brasilera


 
Incendios en Porto Velho / © Michael Dantas/WWF-Brasil
 
Solo en agosto de 2019, se quemó en la Amazonia brasileña un área de 29,944 km2 (semejante a la superficie de un país como Bélgica) y en los primeros 10 días de septiembre se detectaron 7,457 focos de incendios. Los brotes de incendios, que están impactando severamente a las personas y la vida silvestre, aumentaron críticamente por el crecimiento de la deforestación. Allí, la temporada de incendios generalmente va de agosto a octubre y alcanza su punto máximo a mediados de septiembre. La región, las comunidades y las especies continúan en peligro.

 

Las especies más amenazadas por los incendios en Brasil
 


Oso hormiguero: naturepl.com - Nick Garbutt / WWF. Tinamú gris: Walter Baliero C. / Flickr. Águila coronada: Guilherme Serpa/ Flickr. Armadillo gigante: André Borges/ Agência Brasilia. Pecarí de labio blanco: alapi973/ Flickr.
 
Se estima que dentro de las áreas protegidas afectadas en Brasil hay al menos 55 especies amenazadas (44 de fauna y 11 de flora). Las cinco especies para las que los incendios han sido la principal amenaza en la Amazonia brasileña son el tinamú gris, el armadillo gigante, el águila coronada, el pecarí de labio blanco y el oso hormiguero, de acuerdo con estadísticas de WWF-Brasil con datos del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciais, encuestas de vida silvestre de la base de datos de WWF-Brasil y el Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad.

 
De Bolivia poco se ha hablado, pero sus bosques suman más de un mes en llamas
 
© Cuerpo de Protección de Otuquis
 
En Bolivia en tan solo un mes, entre los primeros días de agosto y el 11 de septiembre, 1,9 millones de hectáreas han sido impactadas por los incendios. Las llamas se han reportado en el departamento de Santa Cruz afectando ecosistemas importantes como El Pantanal, el humedal tropical más grande del mundo. El fuego tiene en riesgo comunidades, potreros, corrales y redes eléctricas, que dejaron sin este servicio a varias comunidades del área.

 

Esfuerzos insuficientes para apagar las llamas y protestas ante la crisis


 © Cuerpo de Protección de Otuquis

 
En la semana del 25 de agosto un avión Super Tanker del Gobierno boliviano sobrevoló ciertas áreas, del total del millón de hectáreas afectadas hasta esa fecha, con 72.000 litros de agua, pero el esfuerzo no fue suficiente para detener las llamas. Paralelamente, el 23 de agosto se realizaron protestas en distintas ciudades de Sur América, solicitando ayuda internacional por la emergencia ambiental de los incendios.


El fuego en Bolivia tiene en riesgo a las comunidades



  © Cuerpo de Protección de Otuquis


Además de afectar fuertemente la biodiversidad, los incendios han afectado a pequeños productores y comunidades indígenas. Familias en territorios indígenas como Monte Verde, en Bolivia, enfrentaron los efectos de esta emergencia, en la que han perdido 100.000 hectáreas de bosques y los niños y madres lactantes han sido evacuados por los riesgos para sus vidas y su salud.

 

Incendios forestales y cambio climático



 Foto: Incendios en Rondonia, en la Amazonia de Brasil. © Kaninde
 
La Amazonia es el bosque y sistema fluvial más grande del planeta. Alberga el 10% de la biodiversidad mundial y a más de 34 millones de habitantes de más de 350 grupos indígenas. Las emisiones que se están dando con los incendios llegan a la atmósfera y probablemente van a acelerar el cambio climático. Esto implica mayor temperatura y mayores desastres naturales, entre otros, que no solo afectan a los 6.2km2 dentro de la Amazonia, también a la región y al mundo.
 

El Pacto de Leticia y marchas del movimiento Fridays for Future

 
Amazonia colombiana © Luis Barreto.
 
Los líderes de siete países amazónicos firmaron El Pacto de Leticia el 6 de septiembre, en el que acordaron el monitoreo conjunto, estrategias para combatir la deforestación y la degradación de los ecosistemas, entre otras medidas ante los incendios. Expertos ambientales señalan que éste no incluye nada nuevo frente a otros tratados existentes y cuestionan el compromiso de líderes políticos y empresariales. Entretanto, el movimiento Fridays for Future convocó marchas en diferentes ciudades para reclamar acciones por la emergencia climática. A propósito, en las ciudades latinoamericanas uno de los motivos para manifestarse serán los recientes incendios forestales.
 

¿Y en Paraguay?


Foto: (c) Gianfranco Mancusi / WWF-Paraguay
 
Desde mediados de agosto Paraguay ha enfrentado incendios forestales inusuales en la parte norte del país, donde se encuentra la mayor extensión de áreas protegidas (públicas y privadas). El fin de semana del 15 de septiembre se reactivaron los incendios forestales en el norte del Chaco paraguayo, afectando a más de 112,600 hectáreas en el Monumento Natural Cerro Chovoreca y sus alrededores. El pasado 16 de septiembre los incendios en Paraguay se reactivaron y fueron portada de los principales periódicos del país.
 

En Paraguay piden el estado de emergencia nacional

 
Foto: (c) Gianfranco Mancusi / WWF-Paraguay
 
Las llamas en Paraguay que se han reactivado desde este 15 de septiembre se deben a condiciones climáticas adversas, con temperaturas registradas de hasta 40° C y vientos dirigidos al sur del país. Existe una alta posibilidad de que un incendio se expanda hacia el sur, por lo que los sistemas de emergencias del Gobierno, las fuerzas militares y los propietarios de ranchos de ganado están luchando contra el fuego. Tras un mes de incendios, WWF se suma a la solitud de la sociedad civil de declaratoria de estado de emergencia nacional.

Dona
Dona