Custodia del Agua: construyendo territorio entre todos | WWF

Custodia del Agua: construyendo territorio entre todos

Posted on
21 enero 2019
Este proceso ha permitido un ejercicio entre los sectores público, privado y comunitario alrededor de la protección de los recursos hídricos en el Oriente Antioqueño. Ejemplo de ello es el nuevo Distrito Agrario Supramunicipal (DIAS) en el que vienen trabajando cuatro municipios de la región. se trata de una figura que busca fortalecer la producción de alimentos basándose en prácticas sostenibles.
 
Desde hace seis años, Guillermo Zapata y su familia cambiaron el ruido y el esmog de Medellín, por el aire puro y los paisajes del campo en la vereda El Saladito, municipio de El Santuario (Antioquia). La paz que siente y su cercanía con la realidad rural del Oriente Antioqueño lo han empujado a trabajar por los campesinos y la conservación de la naturaleza. Y es que este tiempo le ha mostrado que no es posible hacer esto sin la gente. Por ello, desde hace más de tres años hace parte del colectivo de líderes comunitarios del proceso de Custodia del Agua, una iniciativa liderada por WWF y su enlace local, el Proceso Estratégico Regional – PER a través de la Corporación CEAM, con el financiamiento de ISAGEN y el apoyo de EPM y Cornare.
 
En octubre de 2016, después de un año de trabajo conjunto con miembros de 60 organizaciones comunitarias, se formalizaron 13 acuerdos entre estas organizaciones, instituciones y empresas de los sectores público y privado de la región. Ya van dos años de implementación de estos compromisos en cuatro temas centrales: incidencia política y participación ciudadana, agua potable y saneamiento básico, conservación del patrimonio natural y desarrollo rural.
 
Cada uno de estos componentes cuenta con su propia mesa, en la que integrantes de los diferentes sectores y de las comunidades trabajan juntos para hacerlos realidad. Guillermo pertenece a la Mesa de Desarrollo Rural Integral y Sustentable que busca la puesta en marcha de cuatro acuerdos. Se muestra contento con los resultados hasta ahora, pues el 2018 cerró con muy buenas noticias.
 
En octubre pasado, los alcaldes de Granada, Marinilla, El Carmen de Viboral y El Santuario firmaron un acuerdo de voluntades para la creación del segundo Distrito Agrario Supramunicipal (DIAS) del Oriente Antioqueño. “El distrito agrario ordena el territorio: hay una parte donde se va a cultivar y a guardar esa despensa alimentaria del o los municipios. Acá en el Oriente Antioqueño se cultivan verduras y hortalizas y otros productos para el departamento y otras regiones”, destaca Guillermo.
 
El DIAS funciona como una "unidad de gestión territorial agraria, ubicada en las zonas de producción agroalimentaria y forestal – asegura Liliana Aristizábal, de la Corporación CEAM-, a través de la cual se busca proteger las economías campesinas e incentivar la producción agroecológica y el mercado justo, promoviendo la soberanía alimentaria, el desarrollo rural sostenible y el bienestar de la población".

 
© Luis Ángel / WWF-Colombia

En todo este camino hacia la conformación del nuevo DIAS ha sido fundamental Custodia del Agua. Según Liliana López, secretaria de Planeación de Marinilla, este proceso ha facilitado la generación de intercambios entre las diferentes administraciones municipales del territorio para lograr acuerdos y acciones como esta.
 
"En este proceso encontramos que, históricamente, estos cuatro municipios se han caracterizado por ser productores agrarios, son parte de la despensa agrícola de la región; pero esa producción agrícola se ha generado a partir de prácticas inadecuadas con el suelo y el agua", comenta la funcionaria. "Por eso, una de las propuestas que se piensa implementar en este ejercicio de planificación supramunicipal está la reconversión de los sistemas productivos".
 
Hoy existen experiencias de producción agroecológica en Marinilla, El Carmen de Viboral y El Santuario que están cambiando el uso de agroquímicos por prácticas menos contaminantes. Y desde los Diálogos por la Custodia del Agua se busca que esto se extienda a todo su territorio.
 
Ante el aumento de cultivos a gran escala, de las industrias y de la urbanización en zonas que antes eran agrícolas, Guillermo considera que el DIAS no es solo una manera de proteger esta "despensa de alimentos", sino también a la cultura campesina. “El DIAS también permitirá proteger esa parte cultural, porque al seguir cultivando estamos guardando una tradición también, estamos aportando a las generaciones futuras, para que la cultura agrícola, la cultura campesina, no se pierda”.


© Santiago Agudelo / CorpoCEAM

Ahora en el primer semestre de 2019, la tarea será consolidar este acuerdo a través de una ordenanza departamental en la que se declare la creación de este DIAS. Custodia del Agua continuará acompañando este proceso, pero para su consolidación será clave el acompañamiento y la voluntad política de la Gobernación de Antioquia y las administraciones municipales.
 
"La labor del campesino permite esa conexión del ser humano con la tierra, con la producción de su propio alimento, y eso sensibiliza frente al cuidado que se debe tener con la naturaleza. Es una relación directa y si ese vínculo se mantiene, permite la armonía y el respeto por la naturaleza y por todo lo que nos brinda”, concluye Guillermo, orgulloso de los logros de los que hace parte.
Dona
Dona