Untitled Document

El río Amazonas mantiene su población de delfines



Posted on 14 marzo 2007  | 
Santiago de Cali, Colombia. En un recorrido de 294 km a lo largo de los ríos Amazonas, Atacuarí y Javarí, entre Colombia, Brasil y Perú, el grupo de científicos de la Fundación Omacha, que lidera el primer censo de delfines de río de Suramérica, avistó 520 delfines, de los cuales 199 fueron rosados (Inia geoffrensis) y 321 grises (Sotalia fluviatilis).

En medio de la imponencia de la selva conocida como el pulmón del mundo, este grupo de expedicionarios recorrió el Amazonas desde Leticia (Colombia) hasta la boca del Atacuarí (límite entre Colombia y Perú), y luego navegó por el río Javari, un tributario del Amazonas entre Brasil y Perú. A su paso identificaron los lugares más frecuentados por estas especies y las amenazas que enfrentan en esta importante región. 

“Los lagos de El Correo, Tarapoto y Caballo Cocha, y la confluencia del Atacuarí fueron identificados como los lugares preferenciales de los delfines de río”, explicó Fernando Trujillo, director científico de la Fundación Omacha. “Estos lugares deben considerarse dentro de un Plan de Manejo Integrado de Cuencas, pues son sitios claves de conservación”.

De acuerdo con el grupo de científicos, los resultados obtenidos en anteriores expediciones permiten afirmar que las poblaciones de delfines del Amazonas están en mejores condiciones que las del Orinoco. El Amazonas colombiano muestra que aunque las especies enfrentan varias amenazas, han podido sobrevivir. “Con el paso de los años se ha visto un cambio en los sitios donde se encuentran, más no un cambio en el número de individuos”, afirmaron.

A pesar del buen estado de las poblaciones de delfines de río, el conteo por el Amazonas evidenció las serias amenazas que afectan diariamente este ecosistema. Los drásticos procesos de deforestación causados por la extracción ilegal de madera y por las quemas; el desarrollo de proyectos de infraestructura, sumado a la contaminación y el cambio climático, están diezmando velozmente la extensión de la porción de bosque natural más importante del mundo.

“La deforestación se mueve más rápidamente que las medidas de manejo. Hay extracción ilegal de madera y esto amenaza seriamente muchas especies de interés comercial, que en la medida en que desaparecen, son reemplazadas por otras. Un ejemplo dramático de esto son las ceibas o lupunas, los árboles más emblemáticos y de mayor tamaño en la Amazonia, que durante los últimos cinco años han comenzado a ser cortados para producir madera conglomerada”, afirmó Marcela Portocarrero, bióloga de la Fundación Omacha.

Estas amenazas afectan de igual manera a los delfines de río, que permanentemente tienen que lidiar con la contaminación de las aguas, la captura incidental en artes de pesca, y su reciente uso como carnada para capturar un pez carroñero llamado mota (Callophysus macropterus), el cual es vendido como bagre capaz del río Magdalena (Pimelodus grosskopfii) en algunas ciudades de Colombia.

Con el recorrido por el río más caudaloso del mundo y el más largo después del Nilo, el primer censo de delfines de río de Suramérica se acerca a su final. Bolivia será la última etapa de esta expedición que visitó Venezuela, Ecuador, Perú y Colombia. Los resultados finales del censo serán utilizados para la elaboración de un plan regional de conservación de delfines de río.

“El cierre del censo en Bolivia genera muchas expectativas ya que en dicho país existe una especie diferente a las que se encuentran en Amazonas y Orinoco, el Inia boliviensis. Esta sería la primera gran oportunidad para su estudio”, dijo Saulo Usma, coordinador del Programa de Agua Dulce de WWF Colombia. “Con el censo de Bolivia contaremos con resultados concretos sobre el estado de las poblaciones de delfines de río en las cuencas del Orinoco y el Amazonas y, lo que es más importante, consolidaremos los insumos necesarios para la puesta en marcha de una estrategia de conservación de estas emblemáticas especies”.

Notas para el editor
  • En Venezuela (junio, 2006) los resultados de las expediciones dieron cuenta de 270 delfines observados; mientras que en Ecuador (julio, 2006) de 40. Los resultados para Colombia (agosto 2006) reportaron 131 delfines rosados (Inia geoffrensis); en Perú (septiembre 2006) 818 delfines fueron avistados de las especies Inia geoffrensis y Sotalia fluviatilis.
  • El primer censo de delfines de río en Suramérica es una iniciativa liderada por la Fundación Omacha, con el apoyo de The Wildlife Conservations Society (WCS), Whale and Dolphin Conservations Society (WDCS) y WWF Colombia (con el respaldo financiero de WWF Suiza).
  • La Fundación Omacha es una organización sin ánimo de lucro que estudia, investiga y conserva la fauna y la flora con énfasis en ecosistemas acuáticos en Colombia. Para mayor información visite: www.omacha.org
  • The Wildlife Conservation Society (WCS) desarrolla estrategias basadas en la vida silvestre para la conservación de ecosistemas grandes y silvestres, que están integrados en paisajes más amplios y que se encuentran bajo la influencia humana. Para mayor información, visite: www.wcs.org
  • Whale and Dolphin Conservation Society (WDSC) es la institución más activa dedicada a la conservación y bienestar de todas las ballenas, delfines y marsopas (también conocidos como cetáceos). Para mayor información, visite: www.wdcs.org
  • WWF trabaja por un planeta vivo y su misión es detener la degradación del ambiente natural del planeta y construir un futuro en el cual los humanos convivan en armonía con la naturaleza: conservando la diversidad biológica del mundo, asegurando que el uso de los recursos naturales renovables sea sostenible, y promoviendo la reducción de la contaminación y el consumo desmedido. Para mayor información visite: www.wwf.org.co


Mapa Expedición conteo delfines de río Amazonas

Para más información:

María Ximena Galeano M. Oficial de prensa WWF Colombia: mxgaleano@wwf.org.co

Comments

blog comments powered by Disqus