Logros WWF 2017 | WWF

Apreciado lector,

Hace 12 meses, nos encontrábamos realizando este mismo ejercicio: el de voltear hacia atrás la mirada y reflexionar acerca de los logros y avances alcanzados durante el año que entonces terminaba. Eran numerosos, por fortuna, en los ámbitos de la conservación, la gobernanza o la generación de cultura ambiental. En la recapitulación sobresalía una particularidad en la esfera política nacional: ese 2016 le había traído a Colombia la firma definitiva de un acuerdo de paz entre la entonces guerrilla de las FARC –hoy un partido político– y el estado colombiano. Se trataba del fin de un enfrentamiento bélico medido en muertes durante más de 50 años; un elemento transformador para las dinámicas económicas y políticas a nivel nacional, regional y local. En fin, un avance significativo en la resolución de uno de los ángulos más significativos de la guerra.

Las organizaciones ambientales y de la sociedad civil nos vimos ante un panorama esperanzador: debemos aprovechar –pensamos entonces– las oportunidades de un clima de post conflicto y, así mismo, prever los retos que con ello se lleguen a desencadenar. Hoy, al final de 2017, podemos decir que este nuevo año nos trajo las primeras muestras de que estábamos en lo correcto: nuestro trabajo, en un país donde se teje paz, puede cosechar frutos de manera más sólida. Solo así podremos encarar desafíos como, por nombrar solo un ejemplo, el del incremento de 44% en la deforestación, entre 2015 y 2016, reportado por el Ideam en su último informe. Cabe mencionar que el fin de la guerra con las FARC es, una de las múltiples variables analizadas en el Informe Colombia Viva 2017 –publicado por WWF Colombia este noviembre–, que examina la evolución histórica de nuestros ecosistemas, identifica las amenazas que ciernen sobre ellos y propone fórmulas para enfrentarlas.

La puesta en marcha de la Sentencia que protegió al río Atrato bajo la figura de ‘sujeto de derechos’; la declaratoria de más de cinco millones de áreas protegidas marino costeras, con lo cual superamos una de las metas AICHI; la creación de Herencia Colombia, una ambiciosa estrategia para financiar, a largo plazo, el mejoramiento y el cuidado de nuestros paisajes de conservación, o los acuerdos multi actor para aunar esfuerzos en torno a retos como la deforestación o las cadenas sostenibles de producción de alimentos: todos estos logros, y muchos otros que están descritos a continuación, llegaron este año gracias al inagotable empeño de nuestro equipo de trabajo, a las invaluables alianzas que hemos tejido con múltiples socios y al aprovechamiento del mencionado entorno socio político favorable.

¿Qué esperar para el 2018 que comienza? En primer lugar, continuaremos fortaleciendo nuestros esfuerzos para lograr nuestras metas de conservación de bosques, agua, océanos y especies de fauna y flora, así como las que nos hemos trazado para conseguir sistemas más sostenibles de producción de alimentos y propuestas de desarrollo bajo en carbono para reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero en Colombia. Asimismo, seguiremos en nuestro empeño por contribuir a que Colombia cumpla con los diversos compromisos internacionales adquiridos en temas ambientales, como en el caso de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los compromisos de deforestación y aquellos trazados en el Acuerdo de París, entre otros. Pero, además, debemos tener en cuenta que Colombia, en mayo, elegirá un nuevo presidente para el periodo 2018-2022, crítico para la sostenibilidad de nuestros ecosistemas a futuro. Y es en este periodo preelectoral que debemos posicionar la sostenibilidad tanto en la agenda política como en la de la sociedad civil que aportará sus votos.

De cara a un año de vital importancia para un país mega diverso, agradecemos los esfuerzos y compromisos con el planeta de todos nuestros aliados, que van desde las comunidades hasta los líderes empresariales. Los grandes resultados y logros son el resultado del trabajo conjunto. A todos les deseamos una muy feliz navidad, un próspero 2018 y las esperanzas para un país y un mundo en paz.

Atentamente,

 

Mary Lou Higgins

 Directora de WWF-Colombia

Bosques

© Days Edge Productions / WWF-US

Colombia es un país de bosques: 53% del territorio nacional está cubierto por ellos. Sin embargo, Colombia enfrenta el reto de reducir drásticamente las cifras de deforestación: tan solo entre 2015 y 2016 se registró un aumento de este fenómeno de 44% y, tan solo en ese 2016, se deforestaron, según el Ideam, 178.696 hectáreas.

Conoce más

Agua dulce

© Viviana Londoño / WWF - Colombia

Los temas más álgidos en la agenda política nacional están emergiendo en este periodo preelectoral, y el agua se hizo a un lugar protagonista. En el marco de la alianza BIBO y liderado por Isagen, El Espectador, WWF-Colombia y People & Earth, se realizaron los Encuentros por el Agua en Medellín, Manizales, Bucaramanga y Bogotá. El propósito: recoger insumos para el fortalecimiento de la Política Nacional de Gestión Integral del Recurso Hídrico. El Encuentro realizado en Bogotá cerró el ciclo y consistió en un conversatorio entre candidatos presidenciales, quienes discutieron, de cara al público, sus impresiones y planes en los temas relacionados con gobernanza hídrica.

Conoce más

OCÉANOS

© Cristhian García / Parques Nacionales Naturales

Gracias a la gestión de organizaciones como WWF-Colombia y Parques Nacionales Naturales, entre otras, Colombia dio este año un paso trascendental en la conservación de ecosistemas marinos, y no solo logró la meta establecida en el Convenio de Diversidad Biológica (CDB Meta Aichi) de tener al menos 10% de sus áreas marino-costeras protegidas, sino que la superó y hoy tiene casi un 14%.

Conoce más

Vida silvestre

© Jürgen Freund / WWF

Más del 2,22% del total de especies de fauna y flora en Colombia se encuentra amenazada. Algunos pensarán que se trata de un porcentaje insignificante. Craso error: en un país mega diverso como el nuestro, esta cifra incluye, entre muchos otros, a 798 especies de plantas, 313 especies de vertebrados y múltiples especies dulceacuícolas en cuencas como las del Magdalena, el Amazonas y Orinoco, cuyas pesquerías han registrado descensos de producción hasta del 90% en las últimas décadas. Si un pequeño grupo de aquellas especies desapareciera, el desequilibrio resultante pondría en riesgo la provisión de servicios ecosistémicos, la seguridad alimentaria de muchas comunidades y hasta nuestra supervivencia.

Conoce más

Clima y energía

© Danna Giraldo / WWF-Colombia

Colombia es el segundo país con mayor biodiversidad del mundo pero, al mismo tiempo, el tercero más vulnerable al cambio climático según Naciones Unidas. Una combinación que demanda compromisos para impulsar un crecimiento económico más consciente y responsable con el medio ambiente, además de acciones climáticamente inteligentes. Allí el compromiso debe ser general.

Conoce más

Alimentos

© WWF - Colombia

Nuestro país tiene el potencial para ser una de las siete despensas alimentarias del mundo según la FAO. Sin embargo, en la actualidad esa oportunidad no es debidamente aprovechada. Además, en el país se desperdician 9,76 millones de toneladas de comida al año, con el agravante de que producir esos alimentos tiene un gran impacto en los bosques y en el medio ambiente. ¿Cómo consumir de una manera más consciente sin agotar los recursos, degradar los suelos y generar menos desperdicios? WWF-Colombia está encontrando las soluciones de la mano de sectores productivos como el ganadero y el del aceite de palma.

Conoce más

Dona
Dona