La Alianza para la conservación de la biodiversidad, el territorio y la cultura logró incluir más de 6 millones de nuevas hectáreas protegidas al país | WWF

La Alianza para la conservación de la biodiversidad, el territorio y la cultura logró incluir más de 6 millones de nuevas hectáreas protegidas al país

Posted on
21 diciembre 2018
Desde el 2016 esta alianza público/privada trabajó por la protección del capital natural, social y cultural del país. Hoy termina su labor después de aportar significativamente al cumplimiento de los compromisos de conservación adquiridos por el país.
   
Para culminar sus dos años de trabajo La Alianza para la Conservación de la Biodiversidad el Territorio y la Cultura presentó el Foro: Áreas protegidas y uso sostenible de la biodiversidad como estrategia de conservación, un evento en el que se dieron a conocer los resultados del trabajo entre Parques Nacionales Naturales de Colombia, como entidad pública responsable de adelantar los procesos para la creación o ampliación de áreas protegidas nacionales, WWF Colombia, WCS, la Fundación Mario Santo Domingo y la Fundación Grupo Argos, quienes se unieron para avanzar en el cumplimiento de la meta de inclusión de áreas protegidas a nivel nacional.
 
La Alianza logró consolidar aportes que permitieron financiar 15 procesos del orden nacional. De estos procesos, 10 diez fueron nuevas áreas: Yuruparí/Malpelo en el Pacífico (declarada), Cabo Manglares Bajo Mira y Frontera en Nariño (declarada), Cinaruco (declarada), Serranía de Manacacías en el Meta, Serranía de San Lucas en Antioquia y Bolívar, Bosques Secos del Patía en el Cauca y Nariño, Sabanas y Humedales de Arauca, Selvas transicionales de Cumaribo en Vichada, Serranía del Perijá en Cesar y Guajira y Tochecito  en el Tolima. Y en ampliación de áreas existentes se trabajó en cinco procesos: Santuario de Fauna y Flora Malpelo (ampliada), Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete (ampliada), Parque Nacional Natural Sierra Nevada de Santa Marta, Santuario de Fauna Acandí, Playón y Playona (Chocó) y el Parque Nacional Natural Gorgona, Malpelo, para un total de 15 procesos que contaron con el apoyo de la Alianza desde su creación el 29 de julio de 2016.
 
 Los recursos públicos y privados, así como la experticia técnica y científica de las organizaciones ambientales no gubernamentales y Parques Nacionales Naturales permitieron sobrepasar significativamente el cumplimiento de la meta nacional que correspondía a 2.5 millones de nuevas hectáreas de áreas protegidas incorporadas al país, al soportar la generación de información, la construcción de propuestas con rigor científico, el diálogo con actores sociales locales y actores sectoriales para la construcción de acuerdos, la realización de consultas previas con grupos étnicos y la definición de acciones de manejo tempranas que permitieron poner en marcha la conservación de estas áreas.


© Rodrigo Durán Bahamón
 
Además se completaron los estudios técnicos (bio-físicos, socio-económicos) y la gestión con diferentes sectores (Ambiente y Desarrollo Sostenible, Agricultura, pesca y desarrollo rural, Minas y Energía, Defensa y Seguridad Nacional, Cancillería y la Academia principalmente) necesarios para crear y ampliar áreas protegidas a diferentes escalas, para identificar y generar estrategias de conservación para su ordenamiento y manejo.
 
La Alianza logró la declaratoria de 3 nuevos Distritos Nacionales de Manejo Integrado Yuruparí Malpelo, Cabo Manglares Bajo Mira y Frontera y Cinaruco (esta categoría de protección permite conciliar el uso sostenible como una estrategia para la conservación del territorio, de la mano con las comunidades locales) así como 2 ampliaciones: del Santuario de Fauna y Flora Malpelo y del Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete, procesos que suman 6.409.974 de hectáreas para el Sistema Nacional de Áreas Protegidas.
 
Esta cifra supera la meta de país establecida por el gobierno nacional y aporta al cumplimiento de los compromisos internacionales, en especial el plan estratégico del Convenio de Diversidad Biológica (CDB) al sobrepasar la meta Aichi 11 de áreas marino costeras protegidas de (10% a 13,73%) y a la representatividad de 15,92% de ecosistemas terrestres en el SINAP, acercándose a la cifra final de 17%. Así mismo, esta cifra contribuye al cumplimiento del país con el compromiso adquirido en la Conferencia sobre los Océanos de las Naciones Unidas, relacionado con conservar el 13% de sus zonas marinas, al cumplimiento de los compromisos que el país asumió frente a la OCDE, los acuerdos de París del Convenio de Cambio Climático, y las metas propuestas en el CONPES de Objetivos de Desarrollo Sostenible.
 
 
Colombia, líder en conservación
 
Colombia es el segundo país más biodiverso del mundo, y el primero en biodiversidad por kilómetro cuadrado. La creación y ampliación de áreas protegidas contribuye a la conservación de ese patrimonio natural. Además, estos territorios aseguran la prestación de servicios ecosistémicos vitales para todos los colombianos. El país tiene hoy más de 30 millones de hectáreas protegidas, lo que significa que más de 14% del territorio nacional se encuentra bajo alguna figura de protección.
 
  
Las entidades y organizaciones que posibilitaron este logro 
 
El logro es fruto del liderazgo de la Alianza para la conservación de la biodiversidad, el territorio y la cultura, conformada por Parques Nacionales Naturales de Colombia, World Wildlife Fund (WWF), Wildlife Conservation Society (WCS), la Fundación Argos y la Fundación Mario Santo Domingo.
  
Para lograr este proceso se contó también con el valioso apoyo de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, entidades del sector ambiente y desarrollo sostenible y del sector agricultura y desarrollo rural (Unidad de Planeación Rural Agropecuaria, Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca, Agencia de Desarrollo Rural y Agencia Nacional de Tierras, Ministerio de Minas entre otros), el Instituto Alexander Von Humboldt, Corporaciones Autónomas, la Gobernaciones, la Agencia Nacional de Hidrocarburos y Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional - USAID, a través de su programa Riqueza Natural, entre otras.
Dona
Dona