Los Andes nororientales de Colombia cuentan con dos nuevas áreas protegidas | WWF

Los Andes nororientales de Colombia cuentan con dos nuevas áreas protegidas

Posted on
04 julio 2019
Se trata de dos Distritos Regionales de Manejo Integrado (DRMI) ubicados en el departamento de Boyacá que protegerán más de 15.000 hectáreas de bosques seco y altoandino; además de especies en peligro como el águila real de montaña, una de las aves más grande del país.
 
70 aleteos por segundo. Así se sostiene en el aire el increíble colibrí de color verde esmeralda que en su vientre y en su cola también es de color café. Esta especie es esencial, pues actúa como un polinizador, dispersando semillas para que crezcan nuevas plantas. Conocido como la Quincha de Soatá, (amazilia castaneiventris) esta ave se creía extinta a principios de los 2000.
 
De hecho, una nota publicada en El Tiempo en el 2007 contaba cómo en medio de una caminata por un bosque seco en el municipio de Soatá, en Boyacá, Oswaldo Cortés y Alejandro Hernández -dos jóvenes ornitólogos- observaron incrédulos al colibrí en un árbol, pues esta especie había sido vista por última vez 50 años atrás. Sin embargo, no todo son buenas noticias.


© SIRAP 2019
 
La Quincha sigue en peligro crítico de extinción (EN) -según la lista roja de la UICN- debido a la acelerada pérdida de su hábitat: los bosques donde también habita el halcón (falco sparverius) más común en Colombia, presente a lo largo del continente. Es precisamente allí, entre los municipios de Boavita, Tipacoque y Soatá donde la Corporación Autónoma Regional de Boyacá, Corpoboyacá, declaró uno de los dos Distritos Regionales de Manejo Integrado con el que se protegerán 12.665 hectáreas de bosque seco tropical.
 
El águila real de montaña (Spizaetus isidori), conocida también como águila crestada, es otra de las asombrosas especies que vive en los bosques andinos. Muy pocos saben que es una de las aves más grande del país y que también se encuentra amenazada por la desaparición del bosque andino, su hábitat, pues en el país queda menos del 10% de su cobertura original.
 
Como una medida para protegerla, al igual que a otras especies como la paloma vinosa (Patagioneas subvinacea), el periquito aliamarillo (Pyrrha calliptera) y el tigrillo lanudo (leopardus tigrinus), la Corporación Autónoma Regional de Chivor, Corpochivor, declaró también un DRMI en la zona de ‘Cuchilla el Varal’, ubicada entre los municipios de Garogoa y Macanal.
 
3.950 hectáreas conservarán una gran riqueza natural como 29 especies de plantas, 63 especies de reptiles, anfibios, aves y mamíferos, entre los que podrían estar el ocelote (Leopardus pardalis) y el oso de anteojos (Tremarctos ornatus) –una de las especies prioritarias para WWF- vistos recientemente por algunas personas que habitan en estos municipios. De ser así, este Distrito sería también un corredor biológico entre el complejo Chingaza y Mamapacha – Bijagual.
 
Es importante destacar que la protección y declaración de estas zonas como áreas protegidas fue posible gracias al esfuerzo de las dos Corporaciones Autónomas Regionales mencionadas anteriormente y el apoyo de WWF-Colombia.
 
El Sistema Regional de Áreas Protegidas (SIRAP) de los Andes nororientales del país está conformado por Parques Nacionales Naturales de Colombia (PNN) y siete Corporaciones: Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB), Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor), Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS), Corporación Autónoma Regional del Guavio (Corpoguavio), Corporación autónoma Regional de Chivor (Corpochivor) y Corporación Autónoma Regional de Boyacá (Corporboyacá).
 
Dona
Dona