A conservar los bosques del Piedemonte Caqueteño | WWF

A conservar los bosques del Piedemonte Caqueteño

Posted on
11 julio 2018
En uno de los departamentos con mayores tasas de deforestación del país, Corpoamazonía, WWF y Patrimonio Natural lideran una iniciativa para evaluar el estado de conservación de más de 290.818 hectáreas.
 
¿Cómo han cambiado las selvas y los ríos del piedemonte en Caquetá en los últimos años? ¿Cuál es el nivel de intervención en sus ecosistemas y qué saldo ha dejado allí el proceso de décadas de colonización? ¿Qué tan deteriorados o conservados están sus ríos y sus suelos? Estas son algunas de las preguntas que se podrán resolver gracias a una iniciativa que busca el fortalecimiento del Distrito de Conservación de Suelos y Aguas del Caquetá (DCSAC), liderada por Corpoamazonia, Patrimonio Natural y WWF.
 
La meta es que, para enero de 2019, las autoridades regionales y locales cuenten con información rigurosa y confiable acerca de la situación actual de los ecosistemas estratégicos del departamento, y que ésta contribuya a la conservación y uso sostenible del territorio. La tarea no será fácil, pues Caquetá ha sufrido grandes procesos de transformación y es uno de los departamentos con mayores tasas de deforestación en Colombia. De acuerdo con el informe de 2017 del IDEAM, Caquetá es el primero de los núcleos de deforestación en el país con 60.373 ha, con cifras alarmantes en los municipios de San Vicente del Caguán (26.632 ha deforestadas), Cartagena del Chairá (22.591 ha) y en Solano (6.890 ha).
 
Precisamente, lo que se busca con la iniciativa es hacer un diagnóstico de la situación actual de 290.818 hectáreas en los municipios de San Vicente del Caguán, Puerto Rico, Doncello, Paujil, Montañita, Florencia, Morelia, Belén de Los Andaquíes y San José del Fragua. Con ello, se apunta a definir participativamente estrategias complementarias de conservación y manejo sostenible en el área del DCSAC. De acuerdo con Alexander Mejía, director de Corpoamazonia, este proceso será clave para la conservación del territorio porque “nos garantizará la conectividad regional entre áreas de alto valor estratégico, la protección de ecosistemas estratégicos y la biodiversidad, el aprovisionamiento de servicios ecosistémicos, la restauración de áreas degradadas, la reconversión de suelos y la producción y uso sostenible de los recursos naturales. Asimismo, es una estrategia de mitigación al cambio climático”.
 
Lo mismo explica Juliana Monsalve, punto focal del proceso en Patrimonio Natural, quien indica que “el plan de manejo del DCSAC es una de las mayores apuestas de ordenamiento ambiental que puede contribuir a frenar las presiones de deforestación del piedemonte Caqueteño y de esta forma asegurar la prestación de los servicios y bienes ambientales que estos ecosistemas generan”.


© Luis Barreto
 

Un proceso de más de tres décadas
 
En 1974, gracias a una propuesta del Inderena, se creó el Distrito de Conservación de Suelos y Aguas del Caquetá (DCSAC), un área de manejo especial a través de la cual se buscaba proteger y recuperar los suelos deforestados y deteriorados del departamento. Sin embargo, por más de 30 años la inciativa se quedó en el papel y el área no tuvo manejo ni administración.
 
Desde 2013, el Programa Conservación y Gobernanza en conjunto con Parques Nacionales Naturales y Corpoamazonia han adelantado el proceso de zonificación y generación de información que contribuya a la protección del DCSAC. Solo hasta el 2015 Corpoamazonia incluyó esta figura dentro de los determinantes ambientales de Caquetá. Este año se creó una alianza en la que también se une WWF y cuya meta es evaluar el estado de este territorio.
 
Entre las actividades que se realizarán están la delimitación del área, la caracterización del estado de conservación de los bosques, usos del suelo y las diferentes dinámicas que promueven la deforestación y alteran la oferta hidríca de la Región. “Todo lo anterior, para definir categorías de manejo que permitan la conservación y uso sostenible a largo plazo”, explica Ilvia Niño, oficial de Programa del Piedemonte Amazónico para WWF. “Este proceso orientará a las autoridades ambientales en la reglamentación del área y permitirá articular esta figura con los instrumentos de planeación de los municipios, el ordenamiento territorial de la región, y aportar a la meta nacional de ampliación de áreas claves para la conservación”.

-------

Suscríbete a nuestro boletín de noticias:
 
Recibirás información sobre nuestros proyectos y campañas
Dona
Dona