Guía básica para el avistamiento de aves | WWF

Guía básica para el avistamiento de aves

Posted on
09 mayo 2018
Las aves tienen un mundo sensorial semejante al de los humanos, ya que está basado en la vista y el oído. Por eso tenemos con ellas muchas afinidades que saltan a la vista cuando empezamos a observarlas. Si no alcanzaste a salir a pajarear durante el más reciente Global Big Day, el pasado 5 de mayo, y tienes curiosidad por esta actividad, aquí te dejamos algunas recomendaciones de nuestro director de Conservación -y consagrado pajarero-, Luis Germán Naranjo, para que te inicies en el mundo de la observación de estos hermosos seres. Es fácil, interesante y sobre todo, muy divertido.

 
1. Atreverse a pajarear:

Tiende a pensarse que solo los biólogos e investigadores pueden observar aves. Pero no son los únicos. De hecho, algunos de los mejores pajareros del mundo no tienen ninguna profesión u oficio afín a la biología. Esta es una actividad democrática y abierta, para la que solo se necesita ser curioso y atreverse a descubrir un mundo nuevo de formas, colores y sonidos.
 
2. Estar alerta y tener despiertos los sentidos:

Basta con ser curioso y escuchar el ‘ruido de fondo’ u observar cualquier forma o movimiento ligeramente por fuera de lo ordinario. Una vez se observa una especie, solo queda dejarse atrapar y descubrir nuevas formas, colores y diseños. En cada oportunidad se aprende a prestar atención a diferencias minúsculas, a la manera en que se mueve cada especie, a los sitios que frecuenta, a las vocalizaciones y ‘cantos’ que emite. Aquí entra a jugar la memoria visual y auditiva del pajarero, quien va potenciando sus sentidos con cada avistamiento. 
 
3. Estar atento en cualquier lugar:

Hay aves en todas partes y, prácticamente, a cualquier hora. No es imprescindible ir a sitios remotos para encontrarlas. Desde las avenidas y parques de las grandes ciudades hasta las selvas, páramos, humedales, desiertos y costas, siempre hay aves a nuestro alrededor. Cada uno de estos espacios nos ofrece un conjunto singular de especies y experiencias. Ser pajarero es ser explorador.
 
4. Respetar el entorno que visitemos:

Antes que nada, la actitud básica en la observación de aves debe ser el respeto por los animales y su entorno. Evitar perturbarlos, no alterar su hábitat y no manipular sus nidos. Es un comportamiento ético que cada uno construye a medida que explora su afinidad con el mundo silvestre a través de las aves. Esto no nos impide divertirnos como locos en compañía de otras personas que, al igual que nosotros, se dejarán atrapar por el encanto de los pájaros.
 
5.  Madrugar para tener mejores avistamientos:

Las mejores observaciones se hacen temprano en la mañana, entre las 5:30 a.m. y las 8:00 a.m., cuando hay más especies activas, o hacia el final de la tarde, entre las 4:00 p.m. y las 6:00 p.m. ¿No tienes espacio en estos horarios? No te preocupes, hay especies de aves activas a cualquier hora del día o de la noche.
 
6.  Consigue binoculares y libreta de apuntes:

El equipo básico para pajarear son nuestros ojos y oídos, una mente despierta y una curiosidad ilimitada. Pero para lograr una mejor observación, se requiere, como mínimo, unos buenos binoculares y una libreta de apuntes para anotar nuestras observaciones, dudas, dibujos y preguntas. Así se va construyendo, poco a poco, la experiencia de la pajarería. Más adelante puedes sumar cámaras fotográficas, teleobjetivos, grabadoras, micrófonos especiales o apuntadores láser.
 
7. ¿Quieres saber más de las aves que encuentres?:

Hay excelentes guías de campo, libros ilustrados con información sobre el comportamiento, la ecología y la distribución de las especies, imprescindibles para profundizar en el conocimiento de estos animales.  Acaban de salir al mercado dos libros maravillosos publicados en Colombia. La Guía ilustrada de la avifauna colombiana, de Fernando Ayerbe, publicada por WCS Colombia. Y, A Field Guide to the Birds of Colombia, de Miles McMullan, publicada por Rey Naranjo editores. También existen guías locales o regionales que se pueden buscar en línea.
 
8. ¿Dónde se pueden encontrar comunidades de pajareros?:

Una búsqueda sencilla en Google o en Facebook permite encontrar muchos grupos de gente interesada. Pero quizás el mejor sitio para empezar la búsqueda es el muro de la Red Nacional de Observadores de Aves de Colombia.
 
9. Beneficios para el pajarero, beneficios para la conservación:

La inmensa mayoría de aves son hermosas y su comportamiento despierta una gran curiosidad. Por eso es tan placentero pasar tiempo descubriéndolas. Además, su observación afina los sentidos, la curiosidad y la memoria y para adentrarnos en su mundo es preciso viajar, caminar, entrar en contacto con espacios y sensaciones con las que muchas personas no están familiarizadas. La observación de las aves nos pone en contacto con un mundo de gente curiosa y divertida, conectada por una pasión común, lo cual enriquece nuestra vida social. Y como los pajareros llevan un registro de lo que observan, esta información se suma a un caudal de conocimiento global que nutre la conservación de la biodiversidad.
 
-------

Suscríbete a nuestro boletín de noticias:
 
Recibirás información sobre nuestros proyectos y campañas. 
 
Dona
Dona