Hoy decimos «no más» a la cacería ilegal de elefantes | WWF

Hoy decimos «no más» a la cacería ilegal de elefantes

Posted on
12 agosto 2017
Son los mamíferos terrestres más grandes del planeta. Pueden vivir hasta 70 años y algunas especies llegan a pesar 6 toneladas. Sus colmillos de marfil son el elemento más atractivo para los cazadores furtivos y sus necesidades de hábitat y alimento los tienen en disputa de territorios con el ser humano. Hoy, en el Día Mundial del Elefante, te contamos cinco datos curiosos sobre una de las especies más fascinantes del mundo.
 
1. Los elefantes africanos pueden pesar entre cuatro y seis toneladas. Sus orejas son grandes y tienen una forma redonda, su trompa también es de gran tamaño. Los elefantes asiáticos, sus familiares, suelen ser mucho más pequeños, sus orejas terminan de manera recta y solo algunos machos tienen colmillos, mientras que en los africanos tanto machos como hembras tienen.
 

© Martin Harvey / WWF

2. La trompa del elefante es una nariz muy larga que les funciona para oler, respirar, barritar (su sonido típico), beber y agarrar cosas, especialmente sus alimentos. En su trompa tienen 100.000 músculos diferentes, según científicos de National Geographic.
 

© Martin Harvey / WWF

3. Esta especie tiene una estructura social organizada y compleja. Solo las hembras y sus crías hacen parte de la manada y la líder suele ser el elefante hembra más anciana del grupo. Los machos, por el contrario, tienden a vivir  aislados.


© Martin Harvey / WWF

 
4. Estos animales comen raíces, hierba, fruta y corteza en grandes cantidades. Se estima que un elefante adulto consume hasta 135 kilogramos de comida en un día. Además son fundamentales para conservar el buen estado de los bosques y los ecosistemas de sabanas para otras especies.


© WWF / Gary Roberts / Almay Stock Photo
 
5.  Se estima que 100 elefantes africanos mueren cada día por su marfil, su carne y partes de su cuerpo. Hoy, África cuenta con cerca de 415.000 elefantes, e decir, 111.000 menos que en la última década según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).


© WWF / Folke Wulf

 
WWF trabaja por ellos
 
  •  En África se establecieron nuevas áreas protegidas para la conservación de la especie. Además de tener un control directo sobre la población de elefantes en diferentes lugares a lo largo del continente.
 
  •  Se trabaja con las comunidades directamente para mitigar los conflictos que existen entre la población y los elefantes. Un ejemplo de ello es Mozambique. Además, se entrenan a los guardaparques- una figura esencial en el continente africano- en técnicas de monitoreo de la especie.
 
  •  En la Reserva Massai Mara, ubicada en el sudoeste de Kenia, se implementaron collares que contienen sofisticados sistemas satelitales GPS. Estos collares son puestos en el cuello del elefante y permiten rastrear sus movimientos en la reserva, los científicos que los monitorean pueden saber en tiempo real dónde y en qué momento estuvo cada individuo.  
 
__
 

¡Únete como donante a WWF!​

Sabemos que te preocupa el medio ambiente, por eso, te invitamos a ser parte de la comunidad panda, donando desde $ 1.000 diarios para proteger nuestra increíble riqueza natural: especies, bosques, océanos, agua dulce; buscar soluciones al cambio climático y asegurar nuestra alimentación. Haz clic aquí juntosesposible.wwf.org.co

--

Suscríbete a nuestro boletín de noticias:

Recibirás información sobre nuestros proyectos y campañas.
* indicates required
Acepto la política de privacidad *
Dona
Dona