Colombia adopta regulación a las bolsas plásticas | WWF

Colombia adopta regulación a las bolsas plásticas

Posted on
30 junio 2017
A partir de este sábado 1 de julio, quienes quieran bolsas plásticas en establecimientos comerciales para cargar sus compras deberán pagar 20 pesos por cada una. Con esta medida, el país se une a la lista de naciones que han establecido impuestos para desestimular el uso de estos productos y, con ello, reducir sus impactos ambientales.
 
La utilización indiscriminada del plástico no es un problema exclusivo de Colombia. No son únicamente las costas de nuestro país las que están llenas de basura, particularmente de residuos hechos de este material. El problema es de carácter global: más de ocho millones de toneladas de desechos plásticos llegan a contaminar los océanos y se calcula que 60% de todas las especies marinas los han consumido en algún momento. Además, de las 290 millones de toneladas de plástico que se fabrican en el mundo al año, 30% corresponde a productos que se usan una sola vez.
 
El daño ecológico es alarmante. Según el Programa de Naciones Unidas para el Medio ambiente (UNEP, por sus siglas en inglés), en 2050 existirá más basura en los océanos que peces, pues cada 2,59 kilómetros cuadrados de mar tiene 46.000 piezas de plástico flotando. Aunque desde 1970 el plástico se identificó como una amenaza para los ecosistemas marinos, solo hasta hace poco está reportado como un problema que afecta el medio ambiente mundial.
 
Los esfuerzos
 
El año pasado y teniendo en cuenta el panorama descrito, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y WWF-Colombia, con el apoyo de otras entidades, presentaron Reembólsale al Planeta, una iniciativa que promueve tres llamados a la acción a nivel nacional: el uso de medios alternativos de empaque, un consumo moderado de las bolsas plásticas y su reutilización.
 
La campaña fue la manera de implementar la resolución 668 del 28 de abril de 2016, en la que se reglamentó el uso racional de las bolsas plásticas con dos objetivos principales: las bolsas menores de 30x30 centímetros debían salir de circulación y contar con capacidad suficiente para soportar más peso. Y, por otro lado, se debían emitir mensajes alusivos al reciclaje y cuidado del planeta con el propósito de disminuir de manera gradual el uso de bolsas en los siguientes años hasta llegar, al menos, al 60% de reducción con respecto al 2016.
 
Pero, ¿por qué las bolsas?
 
Son uno de los medios de empaque más utilizados en nuestra cotidianidad. Se estima que un colombiano usa, en promedio, seis bolsas semanales y 22.176 a lo largo de una vida de 77 años. Este ritmo de producción y disposición residuos plásticos es insostenible. Para Sandra Valenzuela, directora de Planeación de WWF-Colombia, “No le estamos diciendo no a las bolsas. Estamos promoviendo su uso eficiente, responsable, un cambio cultural. Todos tenemos una responsabilidad, los consumidores, las empresas, el sector social. Hay 690 especies que consumen las bolsas que botamos, estamos afectando la salud de los océanos, de los ríos, de los paisajes, de nosotros mismos”.
 
Los esfuerzos han producido resultados muy positivos. De acuerdo con la industria nacional de plásticos, que reúne 80 empresas productoras de este material, durante el primer semestre de 2017, el consumo de bolsas se redujo en un 27%.
 
El impuesto nacional al consumo de bolsas plásticas que se implementa a partir de este sábado 1 de julio constituye un nuevo y significativo apoyo a la resolución 668. Los establecimientos comerciales que entreguen bolsas plásticas en las cajas, deberán cobrar a sus clientes 20 pesos por cada bolsa. Esta tarifa se incrementará 10 pesos cada año, de manera que para el 2020 llegará a 50 por cada una. La medida está justificada, según el ministro de ambiente, Luis Gilberto Murillo, como una “contribución que se aplica en más de 127 países en el mundo y que le apunta a una sostenibilidad ambiental dependiente de la conciencia de cada uno de los colombianos”.
 
Una problemática sin fronteras:
 
  • Irlanda es considerado como el país pionero. Desde 2002 implementó el PlasTax: impuesto de 20% sobre las compras aplicado a usuarios de bolsas plásticas. Los resultados: se habla de una reducción del 90% en el uso de estos empaques.
 
  • Inglaterra es otro caso de éxito. Solo seis meses después de que entrara en vigencia el impuesto, el uso se redujo en un 85%.
 
  •  En el caso de Italia, uno de los principales consumidores de bolsas de plástico en Europa, cada ciudadano utilizaba casi 350 bolsas al año. La medida fue drástica y se prohibió su uso.
 
  •  California, en Estados Unidos, fue el primer estado de ese país en prohibir el uso de estas bolsas. Tiendas, farmacias, licorerías y supermercados pueden cobrar 10 centavos de dólar por el uso de bolsas de papel o reutilizables.
 
  •  Bundanoon, una población rural en Australia, fue el primer lugar del mundo donde se prohibió la venta de agua en botellas de plástico en 2009.
 
  •  En Ciudad de México se prohibió la entrega de bolsas plásticas en supermercados. Se reemplazaron por empaques biodegradables.
 
  •  En Francia, en 2016 se prohibieron completamente las bolsas plásticas, junto con los cubiertos, platos y vasos hechos de ese material.



 
 

--------- 

Desde $ 1.000 pesos diarios puedes aportar para proteger nuestra increíble riqueza natural: especies, bosques, océanos, agua dulce; buscar soluciones al cambio climático y asegurar nuestra alimentación. Hazlo en juntosesposible.wwf.org.co


Suscríbete a nuestro boletín de noticias.

* indicates required
Acepto la política de privacidad *
más de ocho millones de toneladas de desechos plásticos llegan a contaminar los océanos y se calcula que 60% de todas las especies marinas los han consumido en algún momento
© Eunjae Im / Flickr