Untitled Document

Bahía Málaga es, al fin, Parque Nacional Natural



Posted on 06 agosto 2010  | 
Bogotá, Colombia (Agosto 6, 2010) - Después de varios meses de intenso debate y faltando tan sólo dos días para el cambio de gobierno, el Ministro de Ambiente Carlos Costa declaró Bahía Málaga –Pacífico colombiano–  como área protegida. Hoy, Bahía Málaga es el Parque Nacional Natural número 56 de Colombia en uno de los lugares más biodiversos del Planeta.

El Parque Nacional Natural Uramba Bahía Málaga tiene una extensión de 47.094 hectáreas y está ubicado en la porción media de la costa pacífica colombiana. Alberga una inmensa diversidad de especies de fauna y flora, continental y marina, y ha sido identificado como uno de los sitios prioritarios de  conservación en el Pacífico colombiano.

Esta área 100% marina, contribuirá a incrementar la representatividad de los ecosistemas marinos en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas – SINAP– y a fortalecer la dinámica socio-cultural de las comunidades negras de la zona.

Málaga es reconocida mundialmente por ser uno de los principales destinos de la migración estacional de ballenas jorobadas (Megaptera novaeangliae), que arriban a sus aguas para la cría de sus ballenatos y con fines reproductivos. Cada año arriban entre 500 y 700 ballenas jorobadas a este rincón del Pacífico.

Conservación y desarrollo, el eterno dilema
En los últimos meses, el debate en torno a la declaratoria de un área protegida o la construcción de un puerto en Bahía Málaga revivió la discusión entre conservación y desarrollo. 

El sector empresarial argumenta que un parque natural en Bahía Málaga limitaría el desarrollo portuario del país, principalmente por las limitaciones que la insuficiente profundidad del canal de acceso a la bahía de Buenaventura impone sobre la llegada de buques de gran calado, restricción que no tiene  Bahía Málaga. Sin embargo, esta falencia, subsanable con el dragado que ya ha sido previsto para los próximos años en Buenaventura, no es considerada como un obstáculo por las entidades del sector de transporte que buscan instaurar en la bahía de Buenaventura un hub de actividad portuaria y logística de carácter internacional.

Por su parte, algunos expertos nacionales e internacionales han manifestado que un puerto comercial multipropósito no sería compatible con la conservación de los ecosistemas que alberga Bahía Málaga,  mientras que otros estudios han señalado que la construcción del puerto podría ser factible siempre y cuando se mitiguen los impactos ambientales.

De otro lado, las comunidades locales han acompañado, respaldado y promovido el proceso de declaratoria del área protegida. Esta es la primera vez que una declaratoria de esta naturaleza ha sido solicitada y aprobada por las mismas comunidades negras como instrumento de ordenamiento y protección de sus territorios y medios de vida ancestrales.

Las comunidades asentadas en Bahía Málaga afirman que el área no sólo es importante por su biodiversidad sino también por su riqueza cultural. Comunidades negras y pueblos indígenas presentes en la zona han alcanzado un importante grado de organización social en su relación ancestral con el territorio,  y sus prácticas culturales han contribuído sustancialmente a la conservación de sus ecosistemas. En este sentido, declarar Málaga como área protegida cumple un doble propósito ambiental y sociocultural.

Pues bien, luego de un análisis cuidadoso que tuvo en cuenta estudios biológicos y sociales así como al sector industrial y comercial, el ministro Costa cumplió con lo prometido hace un par de meses en Cali: “La decisión final será tomada antes de que termine este gobierno, pero lo que no está en discusión es que Bahía Málaga necesita ser protegida”.

Esta decisión “pone fin a un largo capítulo en esta discusión y permite abrir una nueva página para el futuro de la región y el país. Es un gran logro que reconoce la importancia de la conservación de los ecosistemas marinos, relegados y con muy poca representatividad en el Sistema Nacional de Áreas protegidas de Colombia”, afirmó Mary Lou Higgins, Directora de WWF en Colombia.  “Colombia cumple así con su compromiso mundial de conservar sus recursos marinos y aquellas especies vulnerables como son las ballenas jorobadas”.

Mientras que la resolución de la declaratoria del Parque Nacional Natural Uramba Bahía Málaga plantea una directriz muy clara sobre cómo balancear desarrollo y conservación, al mismo tiempo deja abierta la puerta al impulso de proyectos de infraestructura en la región. Aún así, es importante aclarar que con la tecnología disponible actualmente no hay acciones factibles en el corto plazo.

“Aplaudimos entonces este gran paso del gobierno colombiano, pues concreta los anhelos y esfuerzos de muchas personas, fortalece la gestión de instituciones como Parques Nacionales y la misión de organizaciones como WWF, al tiempo que concilia las propuestas de conservación y desarrollo sostenible lideradas por comunidades locales”, concluyó Higgins.

Notas para el editor:

Parque Nacional Natural Uramba Bahía Málaga

Especies identificadas:
Hasta el momento se han reportado para el área  1.396 especies en 9 grupos de de animales y vegetales, plantas vasculares (300), moluscos (254), peces marinos y/o estuarinos (240), crustáceos (237), aves (107), poliquetos (68), algas (37), equinodermos (28), mamíferos costeros (30), esponjas (18), cnidarios (18), mamíferos acuáticos (12) y otros grupos menores de animales marinos (6). Otros grupos de animales costeros también fueron reportados, tales como: peces dulceacuícolas (14), reptiles (17), anfibios (10) y algunos individuos de hongos e insectos.

Objetivos de conservación:
  1. Conservar en su estado natural ecosistemas marinos y costeros de Bahía Málaga como expresión de representatividad de estos en el Pacífico colombiano, y como escenario fundamental para la reproducción y crianza de la Ballena Jorobada y la perpetuación de especies silvestres de aves marinas y playeras, tortugas marinas, peces estaurinos y marinos, y crustáceos.
  2. Garantizar los beneficios ambientales que brindan los ecosistemas marinos y costeros, y sus especies asociadas, necesarios para el bienestar y calidad de vida de las comunidades negras y demás pobladores locales, así como para el desarrollo de prácticas tradicionales orientadas a la conservación de la diversidad cultural y biológica, en el marco de la relación armónica que existe entre dichas comunidades y su territorio.
  3. Contribuir al fortalecimiento de la dinámica cultural y la organización social de las comunidades negras y otros pobladores locales, que desde el conocimiento tradicional aportan estratégicamente a la conservación de la biodiversidad y el manejo del territorio.

Colectivo para Bahía Málaga
Adicionalmente, durante el último año y medio, la alianza de organizaciones no gubernamentales y comunidades se unieron para apoyar la declaratoria tanto con su respaldo y conocimiento técnico como con campañas públicas y la generación del debate entorno al tema, buscando que Colombia cumpliera con el compromiso mundial de conservar sus recursos marinos y aquellas especies vulnerables como son las ballenas jorobadas.

Rol de WWF
WWF viene aportando acciones de conservación en Bahía Málaga desde 1991. Los consejos comunitarios, apoyados por Parques Nacionales Naturales de Colombia y organizaciones de la sociedad civil como WWF, emprendieron un largo proceso para conseguir la declaratoria. Durante años determinaron el plan de manejo, la categoría de protección, el por qué debe conservarse y establecieron los límites del área protegida, tarea en la que participaron pescadores locales.
Bahía Málaga, además de ser uno de los sitios más biodiversos del Planeta, es territorio de culturas ancestrales.
© Archivo fotográfico WWF Colombia Enlarge
Bahía Málaga es el nido preferido de las Yubarta para dar a luz a sus crías y aparearse.
© Diego M. Garcés / WWF-Canon Enlarge

Comments

blog comments powered by Disqus