WWF calificará a los compradores de aceite de palma | WWF

WWF calificará a los compradores de aceite de palma

Posted on
13 mayo 2009

Gland, Suiza – Sólo se ha comprado el uno por ciento del aceite de palma sostenible existente en el mercado, según revelan las nuevas cifras divulgadas hoy por WWF.

 

Para acelerar esta reticente adquisición, en los próximos seis meses WWF evaluará a los principales compradores de aceite de palma del mundo y publicará una tarjeta de puntuación en la que, por una parte, destacara a las compañías que apoyan la producción de aceite de palma sostenible y, por otra, presentará a aquellas que no cumplen con el compromiso adquirido de comprar este producto.

 

WWF contribuyó a fundar la Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible (RSPO, por sus siglas en inglés), para que sea este el organismo encargado de fijar estándares de sostenibilidad a la industria palmera. El aceite de palma sostenible certificada (CSPO, por sus siglas en inglés) existe desde noviembre de 2008 y garantiza que, durante la fabricación de este producto, se respetan las medidas de protección ambientales y sociales y no se deforestan las invaluables selvas tropicales del planeta. Es más, la producción posterior dependerá de que los fabricantes y comerciantes se comprometan a comprar en su totalidad las existencias disponibles de aceite de palma sostenible.

 

“Hasta el momento, las plantaciones de las compañías miembros de RSPO han producido 1.3 millones de toneladas de aceite de palma sostenible certificada, pero se han vendido menos de 15.000 toneladas”, dijo Rodney Taylor, director del Programa de Bosques de WWF Internacional. “Esta débil demanda por parte de los compradores de aceite de palma, tales como los supermercados y los fabricantes de alimentos y cosméticos, puede minar el éxito de la RSPO y amenazar las selvas tropicales del sureste de Asia que todavía no han sido arrasadas, así como otras selvas en las que el cultivo de aceite de palma está en expansión, como el Amazonas”.

 

WWF les pide a todas las compañías que compran aceite de palma que asuman públicamente el compromiso de adquirir para el año 2015 sólo aceite de palma sostenible certificada. También las insta a publicar sus planes y los plazos diseñados para lograr esta meta y a adquirir inmediatamente aceite de palma sostenible certificada.

 

La tarjeta de puntuación de los compradores de aceite de palma calificará los compromisos y acciones de los principales minoristas, fabricantes y comerciantes mundiales que compran aceite de palma. Los puntajes no sólo ayudaran a los consumidores a evaluar el desempeño de esas compañías, sino que motivaran a las mismas compañías a incrementar su respaldo al uso de aceite de palma sostenible.

 

Notas para los editores

 

1. Como miembro fundador de RSPO, WWF está trabajando desde 2002 con la industria de aceite de palma para garantizar que los estándares del organismo contengan sólidos criterios sociales y ambientales, entre ellos, la prohibición de convertir selvas valiosas en áreas de cultivo de palma. La RSPO reúne a cultivadores de palma de aceite, procesadores de aceite, compañías de alimentos, minoristas, ONG e inversionistas, con el propósito de asegurar que no se sacrifiquen selvas tropicales para establecer nuevas plantaciones de aceite de palma; que todas las plantaciones minimicen sus impactos ambientales, y que se respeten en un ciento por ciento los derechos básicos de las comunidades locales y de los trabajadores de las plantaciones.

 

2. La RSPO empezó en 2002 como un acuerdo informal de cooperación para mejorar la producción y el uso del aceite de palma sostenible. En este primer acuerdo participaron: Aarhus United UK Ltd, Golden Hope Plantations Berhad, Migros, Asociacion de Aceite de Palma de Malasia, Sainsbury’s, Unilever y WWF. En 2003, estas organizaciones celebraron en Kuala Lumpur la primera Mesa Redonda para crear las bases de la estructura organizativa y de gobierno que condujo a la formación de RSPO. Desde entonces, RSPO ha crecido hasta el punto de congregar a más de 300 miembros que representan a más del 35% de los productores globales de aceite de palma.

 

3. La palma de aceite es originaria de África occidental, pero se ha plantado con éxito en muchas regiones tropicales, incluyendo a Malasia e Indonesia, los mayores exportadores globales de aceite de palma. En el mundo se producen más de 43 millones de toneladas de aceite de palma. Este producto constituye una de las mayores fuentes alimenticias del planeta. El aceite de palma se usa para cocinar y es un ingrediente de diversos alimentos, entre ellos, la margarina, las papas fritas, las tortas, los bizcochos y los productos de repostería. Los derivados del aceite de palma también se encuentran en cosméticos, jabones, champús y detergentes. Últimamente, la venta del aceite de palma se ha incrementado en Europa debido a que este producto se ha convertido en un sustituto efectivo de aceites suaves parcialmente hidrogenados, como los que se fabrican a partir de la canola, el girasol y el aceite de soya. Gracias a esta sustitución, se eliminan los ácidos grasos trans de muchos productos.

 

4. WWF reconoce que el aceite de palma es un comestible básico con una alta demanda entre los consumidores. Europa importa 2.7 toneladas de aceite vegetal al año para fabricar alimentos y jabones, cifra que la convierte en el tercer mercado de aceite de palma más grande del mundo, después de India y China. Además, los sectores energéticos y del transporte utilizan cada vez más el aceite de palma para reemplazar los combustibles fósiles, especialmente en los países desarrollados. Teniendo en cuenta la creciente demanda de aceite de palma como insumo bioenergético y para usos tradicionales, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, calcula que, entre 1999/2001 y 2030, se duplicará la producción de aceite de palma.

 

5. Pese a que sus plantaciones rinden mayores cosechas por hectárea que las de cualquier otra planta o semilla oleaginosa, es un hecho reconocido que existen presiones para que el cultivo de aceite de palma se extienda a áreas ecológicas sensibles y vulnerables. Esta presión se explica por la peculiaridad de que el aceite de palma sólo puede cultivarse en zonas tropicales de Asia, África y América. Las plantaciones de aceite de palma suelen imponer costos ambientales y sociales debido a la deforestación indiscriminada de las selvas, la destrucción de hábitats importantes para especies en peligro de extinción, como el orangután, el elefante y el tigre, quemas incontroladas y su correspondiente bruma contaminante, e irrespeto a los derechos e intereses de las comunidades locales.

 

Para mayor información

 

Carrie Svingen

Coordinadora del Programa de Conversión de Bosques, WWF Internacional

csvingen@wallacea.wwf.or.id - T +62 361 730185

 

Ian Morrison

Oficial de Medios, WWF International

imorrison@wwfint.org - T +41 22 364 9554, M +41 79 874 6853
Dona
Dona